viernes 20/5/22
Tribunales

El coautor del crimen de Cembranos evitó que la víctima pudiera escapar

La Audiencia le deniega por cuarta vez la libertad porque impidió actuar a la Guardia Civil
                      La Guardia Civil custodia el lugar de los hechos. MARCIANO PÉREZ
La Guardia Civil custodia el lugar de los hechos. MARCIANO PÉREZ

El presunto coautor del crimen de Cembranos impidió que la víctima pudiera tomar un taxi para escapar del lugar donde falleció y retrasó el acceso de la Guardia Civil a su chalé por espacio de media hora, según hace constar la Audiencia Provincial en el auto en el que deniega por cuarta vez la libertad provisional del sospechoso.

«No hacemos sino reafirmarnos en que concurren los requisitos para la adopción de la prisión provisional respecto del recurrente», dice la Audiencia «pues aparecen contra él indicios racionales de criminalidad por unos hechos presuntamente constitutivos de un delito de homicidio consumado castigado con pena de prisión de hasta quince años, indicios que se desprenden del resultado de las diligencias llevadas por la Guardia Civil e informes del Instituto Nacional de Toxicología y de autopsia del médico forense, de las que se colige indiciariamente, y sin perjuicio de lo que posteriores investigaciones puedan determinar así como de lo que, en su caso, se acredite en el juicio oral, que el recurrente tuvo participación en la muerte intencional de la fallecida, pues, el resultado de la investigación llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil concluye que su actitud durante el transcurso de esta presunta agresión no fue totalmente pasiva sino que de manera activa pudo impedir durante media hora aproximadamente que los agentes accedieran a la vivienda e intervinieran para evitar que continuara la agresión y, de la misma manera, cuando la víctima solicitó un servicio de taxi para abandonar la vivienda, según manifestó el propio taxista, fue el coacusado quien le dijo que se marchara, a pesar de que, según se aprecia en el mensaje de audio que la víctima envía al taxista, esta deseaba abandonar el domicilio al encontrarse muy mal, pidiéndole por favor que quería salir de allí».

«Igualmente, cuando se activó la alarma de la vivienda, supuestamente porque la víctima quería abrir la puerta de la vivienda, el sospechoso la desactivó y dijo a la central que no ocurría nada».

Además de lo anterior, la supuesta autora material del crimen, representada por el abogado asturiano Gabriel Cueto, «en su declaración del pasado día 28 de abril insistió en atribuir al varón leonés la autoría de la muerte de la joven remitiéndonos al mencionado auto de 27 de mayo de 2021 y al de 13 de agosto de 2022, de lo que se deriva la presunta participación del apelante en el delito que ahora se investiga, (entiéndase todo esto siempre como afirmaciones de meros indicios que no pueden interpretarse como prejuicio alguno)», explica el auto.

El juicio es inminente
La instrucción se da por finalizada y en breves fechas se dictará auto de apertura de juicio oral

A mayor abundamiento y, examinadas las diligencias, «prácticamente la instrucción está finalizada, por lo que es previsible una fecha cercana de celebración

del juicio oral, resultando prudente el mantenimiento en prisión del recurrente a la vista de la pena que en su día pueda, en su caso, imponerse al mismo y vistos los importantes indicios en su contra», sostienen los ponentes a la hora de explicar el motivo de la negativa.

El crimen ocurrió el 17 de marzo de 2021. Una prostituta paraguaya murió tras recibir una paliza en un chalé de las afueras de Cembranos. Están acusados una compañera de trabajo y un conocido varón leonés.

El coautor del crimen de Cembranos evitó que la víctima pudiera escapar
Comentarios