miércoles 20.11.2019
MUJER RURAL 2019

El compromiso vital de una mujer de pueblo

La Diputación otorga a Paulina Nistal, impulsora de Afadeva, el reconocimiento de Mujer Rural 2019 por "su esfuerzo y sacrificio personal" para mejorar la calidad de vida de sus vecinos
Paulina Nistal, frente al Centro de Alzhéimer de La Aldea del Puente. DL
Paulina Nistal, frente al Centro de Alzhéimer de La Aldea del Puente. DL

Paulina Nistal Cembranos será reconocida hoy como Mujer Rural 2019, un premio que concede la Diputación y al que concurrían un total de 18 candidaturas. Natural de La Aldea del Puente en 1951, Paulina se considera «una mujer de pueblo», que destaca por su fortaleza, su compromiso con sus raíces, su constante formación y su afán por hacer cosas por los demás, en especial por los vecinos de su municipio.


Tras una década trabajando en Cataluña, regresó en 1982 para atender a su madre, labor que compaginó con el oficio de taxista. El cuidado de su madre le hace contactar con la Asociación Alzheimer León, al tiempo que inicia estudios universitarios a distancia de Psicología por la Uned.

 

Tras el fallecimiento de su madre crea la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer del Ayuntamiento de Valdepolo (Afadeva), proyecto que pone en marcha con el apoyo de la organización leonesa y un grupo de voluntarios. Su implicación le permite implantar en 2004 en su municipio una pequeña Unidad Respiro Familiar que, una década después, se transformó tras mucho esfuerzo en un Centro de Día con capacidad para 15 plazas; dos Unidades de Respiro Familiar (una en La Aldea del Puente, de ocho plazas, y otra en Mansilla Mayor, de diez); un servicio de ayuda a domicilio; servicio de comida a domicilio; servicio de información y orientación para las familias; servicio de sensibilización y voluntariado (con 45 voluntarios), y comedor, con cocina propia, y transporte, tres furgonetas adaptadas que recorrían a diario más de 400 kilómetros. Todo ello, con la consiguiente generación de empleo en la zona y en distintas áreas profesionales. En 2016, Paulina se jubila como directora del centro, pero sigue trabajando como voluntaria en el centro.

 

Su candidatura fue propuesta por la Asociación de Mujeres Leonesas del Medio Rural y el jurado reconoce en su historia su esfuerzo y su sacrificio personal en el entorno rural leonés, la puesta en práctica de un proyecto que ha sido original y pionero en el medio rural y que sigue vigente y activo a día de hoy, su contribución a la empleabilidad en el medio rural, así como su contribución a mejorar la calidad de vida de las personas que han necesitado estos servicios en el territorio facilitando que no tuvieran que marcharse a la ciudad para recibirlos.

El compromiso vital de una mujer de pueblo