jueves 22/10/20

La cosecha del 2019 se cerró con una producción de 830.000 kilos

La campaña de lúpulo del 2019 se cerró con una producción de 830.000 kilos de flor, un 17% por debajo del millón de kilos de media que produce la provincia. Un dato que no se alejó mucho de los 860.000 kilos de la campaña de 2018 —año que estuvo marcado por los daños del granizo— y que mejoró las primeras estimaciones de los productores, que apuntaban a una caída del 24 al 30% de la producción sobre la media, debido al brote de oídio que afectó a las explotaciones.

Los lupuleros se tuvieron que enfrentar el pasado 2019 a la enfermedad fúngica sin principios activos eficaces para combatirla, cuando en cambio, en el 2018, obtuvieron una autorización excepcional para el uso de tratamientos.

En cuanto al comportamiento de las variedades Eureka y Apollo, introducidas por primera vez en explotaciones leonesas en 2019 —con unas 37 hectáreas de cultivo nuevo o en sustitución de la variedad Columbus—, se obtuvo un buen comportamiento de Eureka, que fue muy resistente ante el oídio. No fue tan buena la respuesta de la variedad Apollo, que, sin embargo, aguantó algo mejor que las variedades ya asentadas en la provincia de León.

La cosecha del 2019 se cerró con una producción de 830.000 kilos
Comentarios