martes 7/12/21
DL27P18F2-18-05-52-3
RAMIRO

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, defendió ayer el protagonismo del mundo rural y del sector agroalimentario para atajar una problemática que no es «ni local, ni regional» si no que se debe afrontar con políticas comunitarias porque «afecta a muchas zonas de la Unión Europea». En su intervención en el congreso, el consejero destacó que «estamos perdiendo población no sólo en mundo rural también en mundo urbano», ya que, a su juicio, «la capacidad de atracción la tienen solo las grandes ciudades como Madrid o Barcelona».

Carnero agradeció la iniciativa del Diario de León de dar visibilidad al problema del reto demográfico ya que «la única manera de resolver los problemas es verbalizándolos y este congreso permite hacer una diagnosis de cuáles son las vías de solución para un problema que preocupa tanto». Se trata de una cuestión que, según afirmó «tiene que ver con la gestión de la soledad». «La gente no quiere estar sola y necesita estar rodeada de mucha gente», señaló el consejero, quien defendió la necesidad de aplicar una «política integral y coordinada», no sólo a nivel nacional, también a nivel comunitario. Es importante que la UE «se sensibilice con este problema para hacer una verdadera politica comunitaria», como ocurre con la PAC, aunque no se mostró optimista porque en la pandemia «los europeos no hemos sido capaces de dar una respuesta unívoca».

El consejero destacó el empleo, las nuevas tecnologías, la vivienda y los servicios básicos y el transporte público, como ámbitos en los que hay que actuar para apoyar a la población de los pueblos, además de la necesidad de abordar unas políticas de apoyo a la familia y de conciliación laboral para fomentar la natalidad en las zonas rurales.

También puso el énfasis en el poder del sector agroalimentario, demostrado durante la pandemia en las que se empoderó como un eje estratégico. En este sentido destacó la importancia de incorporar a los jóvenes al campo, con programas como los que emprende la Junta y que pretende llegar a convencer a 3.500 jóvenes durante esta legislatura, fundamentales para «un sector agrario fuerte». El consejero vinculó esta cuestión a la negociación de la nueva PAC y la defensa de Castilla y León de la figura del agricultor profesional, que atraerá más a los jóvenes, al igual que regadíos modernizados en los que consideró necesario avanzar.

Para el consejero, hay que trabajar en la visibilización de las mujeres en el mundo rural a través de políticas activas, como la estrategia de emprendimiento de la Junta. Finalmente, Carnero incidió en que el papel del sector agroalimentario será fundamental en el «nuevo mundo» que se está conformando, en el que el ámbito rural «tiene futuro». Defendió la idea de la «soberanía agroalimentaria», y llamó a trabajar juntos en esta idea porque «somos una comunidad eminentemente rural y debemos ir todos de la mano con fuerza».

«No es un problema local, requiere un gran acuerdo comunitario»
Comentarios