lunes. 15.08.2022
Ayudas

Una palanca de 2,4 millones para mejorar la eficiencia energética

La Junta publica la orden de ayudas con las que optimizar el rendimiento del regadío
Conducto de agua por una presa de riego. ARCHIVO
Conducto de agua por una presa de riego. ARCHIVO

El Boletín Oficial de la autonomía publicó ayer la Orden por la que se convocan ayudas para la realización de actuaciones de eficiencia energética en explotaciones agropecuarias con recursos provenientes del Fondo Nacional de Eficiencia Energética. Estas acciones permitirán reducir las importaciones de combustibles fósiles y mejorar la competitividad de las explotaciones agropecuarias.

La consejería de Agricultura destinará 2.400.000 euros en ayudas a fondo perdido encaminadas a dos actuaciones: mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de regadío y la mejora de la eficiencia energética y utilización de energías renovables en explotaciones agropecuarias.

Las ayudas que convoca la consejería están encaminadas a dos actuaciones: mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de regadío, y la mejora de la eficiencia energética y utilización de energías renovables en explotaciones agropecuarias.

Las actuaciones para mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de regadío podrán ser: sustitución de grupos de bombeo; implantación de variadores de frecuencia y arrancadores estáticos; implantación o modernización de sistemas de regulación, control y monitorización; instalación o sustitución de baterías de condensadores y otras actuaciones encaminadas a reducir el consumo energético.

Las actuaciones de eficiencia energética y utilización de energías renovables podrán consistir en: mejorar la eficiencia energética de la envolvente térmica; sustituir energía convencional por energía renovable térmica; mejorar la eficiencia energética de los sistemas de distribución, regulación, control y emisión de las instalaciones térmicas; mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación; renovación de motores y otras encaminadas a reducir el consumo energético.

Los beneficiarios de la ayuda deben desarrollar su actividad en Castilla y León y serán: Personas físicas o jurídicas, de naturaleza privada o pública, titulares de una explotación agropecuaria.

Comunidades de regantes y otras organizaciones cuyo fin consista en la gestión común de agua para el riego agrícola o la gestión común de otros combustibles y fuentes de energía para fin agropecuario.

Titulares de explotaciones agrícolas de regadío que utilicen redes de riego para cuyo funcionamiento sea necesario actualmente el consumo de energía eléctrica. Cualquier organización o asociación de productores agrícolas reconocida por la autoridad competente.

Una palanca de 2,4 millones para mejorar la eficiencia energética
Comentarios