lunes. 03.10.2022
Para conservar la especie

La Fundación Oso Pardo urge regular las actividades lúdicas en el hábitat de los animales

Mañana, 21 de mayo, se celebra el Día Europeo de la Red Natura 2000. Urge regular la observación de osos para conservar la especie y su hábitat en la Red Natura 2000, según la Fundación Oso Pardo (FOP), que desarrolla el proyecto ALERTAS en cinco espacios de la Cordillera Cantábrica

oso1
Uno de los miradores correctamente habilitado para avistamiento de fauna. FOP

Mañana se celebra el Día Europeo de la Red Natura 2000, la red de espacios protegidos de la Unión Europea, en la que se conserva la mejor biodiversidad del continente. Es una buena ocasión para recordar que casi toda el área de distribución del oso pardo en las montañas de la Cordillera Cantábrica está incluida dentro de esta red, que cumple un papel decisivo en el proceso de recuperación de la especie, según señala en un comunicado la Fundación Oso Pardo.

En los últimos años se viene apreciando un aumento de la valoración de los espacios naturales por parte de la ciudadanía, lo que se traduce en un auge de las actividades recreativas que se desarrollan dentro de ellos. Senderistas, bicicletas, escaladores, carreras de montaña, observadores y fotógrafos de la naturaleza, etc.  van en aumento, generando cada vez más recursos para las economías rurales. La FOP ve positivas estas actividades y en este sentido creemos que deben regularse adecuadamente.

Desde finales de 2018 la FOP ha mantenido reuniones con las administraciones de Asturias y Castilla y León,  y con el sector empresarial del ecoturismo para explorar un marco regulatorio que favorezca la buena coexistencia de estas actividades con la conservación del oso. No obstante, hemos entrado un año más en el periodo primaveral, con el movimiento de los osos en época de celo, y de algunas osas con sus crías, sin que dicha regulación se haya incorporado aún a las normativas turísticas y ambientales de ambas comunidades autónomas.

Además, como apoyo a las administraciones en este ámbito, la FOP está desarrollando el proyecto “Establecimiento de un sistema de alertas tempranas”. Su objetivo es contribuir a mejorar la identificación y valoración de situaciones que puedan resultar problemáticas para esa coexistencia. Los equipos de campo de la FOP, en coordinación con los agentes del medio natural y técnicos de ambas administraciones, son los encargados de recoger sobre el terreno la información mediante un procedimiento de actuación creado ex profeso. Este procedimiento permitirá a las comunidades autónomas intervenir adecuadamente y a tiempo ante problemas urgentes de cumplimiento de regulación sobre observación de osos y otros usos públicos en los espacios naturales protegidos.

El proyecto se desarrolla en espacios naturales, y áreas limítrofes, en donde habitan las dos subpoblaciones cantábricas de oso pardo; cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y está coordinado con el Gobierno de Asturias y la Junta de Castilla y León.

La Fundación Oso Pardo urge regular las actividades lúdicas en el hábitat de los animales
Comentarios