viernes 20/5/22
                      DL10P21F3-20-05-05-5.jpg
Arturo González y Emilia Álvarez.

«La denuncia se puso en agosto en el juzgado de Villablino y, desde entonces, no se sabe nada del asunto». Jorge Acero es el abogado de varios propietarios de fincas y ganaderos de Laciana que acusan a la familia del alcalde, Mario Rivas, de apropiarse de sus fincas. Uno de ellos acusa al suegro del alcalde, Arturo González Barbón, de agredirle en un camino del pueblo tras una encerrona. «Jonathan González, hijo del anterior y guardia civil, llamó a mi cliente desde el puesto de la Guardia Civil para decirle que una res se le había escapado de una finca suya. Le insiste y le pregunta cuándo, a qué hora, va a salir hacia allí y mi cliente le dice que de manera inmediata». El letrado explica que el toro se había metido en una finca vallada, con la misma protección que la de su cliente. «Alguien había sacado al toro y lo había metido en la otra parcela.», precisa. En la denuncia se detalla que, tras hacer regresar al bovino a su finca, comenzó a bajar por el camino y vio acercarse al padre de Jonathan González, Arturo González Barbón que, presuntamente, le golpeó en la cabeza de forma reiterada mientras le increpaba, lo que, entre otras lesiones , le produjo una brecha que requirió seis puntos de sutura, así como diversos hematomas fruto de los golpes que recibió con el palo que blandía dicho individuo.

Sin ayuda
«El ganadero no obtuvo respuesta alguna cuando pidió ayuda telefónica al puesto de la Guardia Civil»

«El ganadero, tras la presuntamente premeditada agresión, no obtuvo respuesta alguna cuando pidió ayuda telefónica al puesto de la Guardia Civil». La paliza sufrida por este ganadero se habría producido después de la denuncia de un grupo de vecinos de Villablino que comprobaron como fincas de su propiedad habían pasado a manos de Jonathan González Álvarez. La primera se presentó el 11 de febrero de 2021 contra éste por inmatricularse, presuntamente, fincas del campo de tiro. «Jonathan González se lo compró a sus padres, Arturo González Barbón, Emilia Álvarez Arias», explica el abogado.

De una sociedad deportiva

El problema es que las fincas no eran de ellos sino de varios propietarios que las adquirieron en los años 80. Fue entonces cuando la sociedad deportiva Tiro Laciana adquirió una serie de fincas en el paraje de Sosas de Laciana denominado Quiñones del Rey y Val de Abedul pertenecientes al Ayuntamiento de Villablino, todas ellas del polígono 6 para hacer un campo de tiro al plato. Dichas fincas se adquirieron por contratos de compraventa con los propietarios de las mismas ante notario y se encuentran, sin registrar, a nombre de la sociedad. La ausencia de registro se debe, según se destaca en el documento, a la falta de títulos previos por parte de los vendedores en su día o a la ausencia de registro de estos para llevar a cabo el registro de cada una de las parcelas.

Propietarios
Las fincas son de varios propietarios que las adquirieron en los años ochenta

Además, otras dos parcelas del campo de tiro, la 2419 y la 2420, fueron adquiridas por Arturo González y Emilia Álvarez a Rubén Rivas López. «Pusimos la denuncia y fue la admisión a trámite y el archivo más rápido que he visto en mis veinte años de ejercicio», destaca Jorge Acero, que añade que la juez archivó la denuncia sin hacer ningún tipo de diligencia. «Por supuesto, recurrimos a la Audiencia Provincial, lo mismo que el fiscal, que aceptó el recurso. La juez, después de haber cerrado el caso, se inhibió y se ha nombrado otro magistrado para el caso.

Un ganadero denuncia a Arturo González Barbón por una agresión