martes 27/10/20

«Han tardado doce horas en venir pese a los avisos, es vergonzoso»

Indignación entre los vecinos de Losadilla, Quintanilla de Losada, Ambasaguas, La Baña y de Santa Eulalia, los principales afectados por el incendio que desde el pasado lunes arrasa los montes de La Cabrera
Vecinas de Santa Eulalia desalojadas de sus viviendas contemplan el avance de las llamas.

Miedo e indignación. Esas son las dos palabras que mejor definen el sentir de los vecinos de Losadilla, Quintanilla de Losada, Ambasaguas, La Baña y sobre todo de Santa Eulalia, los principales afectados por el incendio que desde el pasado lunes arrasa los montes de La Cabrera. «Es una vergüenza que nadie haya venido a combatir las llamas hasta las 11.00 horas, pese a que llevamos avisando desde el lunes por la noche en cuando nos percatamos de la magnitud del incendio», relataban ayer numerosos habitantes de la zona.

«No se habría extendido»

Insisten en que «de haber venido a tiempo, el fuego no habría pasado de 50 o 100 hectáreas de monte alto como mucho» y «en ningún caso se habría acercado a las casas». De hecho, ante la evacuación de Santa Eulalia primero y Villarino después, la tensión fue creciendo entre algunos vecinos que sentían «impotencia» al no poder hacer nada para salvar sus hogares. Hubo quienes quisieron actuar por su cuenta, pero la Guardia Civil impidió que pudieran subir hasta Santa Eulalia.

Con el paso de las horas, la calma se fue apoderando de la mayoría de afectados, que sin embargo se negaron a abandonar las localidades cercanas hasta altas horas de la madrugada. Muchos de los evacuados en Santa Eulalia se desplazaron a Quintanilla de Losada, donde pudieron comer y reponer fuerzas en el bar/restaurante de la localidad.

Los vecinos carretan mangueras para apagar el fuego. JESÚS F. SALVADORES

Los vecinos desalojados comen en Quintanilla de Losada. JESÚS F. SALVADORES

«Han tardado doce horas en venir pese a los avisos, es vergonzoso»