jueves. 07.07.2022
                      Eduardo Morán y Suárez-Quiñones, ayer, en la Diputación. FERNANDO OTERO
Eduardo Morán y Suárez-Quiñones, ayer, en la Diputación. FERNANDO OTERO

El saneamiento de los pequeños municipios, el abastecimiento de las zonas rurales y el programa Rehabitare son tres de los compromisos de colaboración que renovaron ayer el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez- Quiñones, y el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, en su primera encuentro tras la conformación del nuevo Gobierno autonómico. Ambos ratificaron la buena sintonía que sus respectivas administraciones han tenido en los últimos años, según declaró el presidente provincial.

Una de las medidas destacadas es la puesta en marcha de un plan para la depuración de aguas de los municipios de menos de 500 habitantes, un convenio que se firmara en las próximas semanas para llegar a 150 ayuntamientos con una inversión total de 15 millones de euros. En este aspecto, también se avanza en la depuración de municipios de entre 2.000 y 500 habitantes, hasta que todo el medio rural tenga en condiciones estas infraestructuras, según señaló el consejero.

La Junta y la Diputación se harán cargo del 40 por ciento de la inversión cada una, y el 20 por ciento el municipio, con «dando facilidades» de financiación.

El consejero recordó que ya se firmó anteriormente el convenio de más de 30 millones de euros para acometer 42 infraestructuras de depuración de aguas residuales en los municipios entre 500 y 2.000 habitantes y aseveró que Castilla y León «se convertirá, por primera vez, en la primera comunidad autónoma de España y de las primeras de Europa con todas las aguas residuales de todos los municipios depuradas». Otra cuestión es la de analizar las carencias en abastecimiento de agua para consumo que sufren algunas poblaciones de León y que se abordará en las próximas fechas.

Asimismo, el consejero confirmó que seguirá adelante el plan Rehabitare en colaboración con la Diputación de León, un convenio con el que ya se han rehabilitado 54 viviendas para el alquiler social en diferentes localidades del medio rural.

Suárez-Quiñones también destacó la intención de la consejería y la institución provincial de facilitar medios para la extinción de incendios urbanos a la Mancomunidad Montaña de Riaño y Mampodre, además de vehículos para abordar los problemas de vialidad invernal.

Hasta el final contra el lobo

Por otra parte, Suárez-Quiñones calificó de «triste» el rechazo en el Congreso de la proposición no de ley del PP, con los votos de la izquierda y la abstención de Ciudadanos, para que el lobo volviera a tener un gestión cinegética y ha adelantado que la Junta «va a seguir luchando».

Suárez-Quiñones denunció que los ganaderos están sufriendo graves daños y ataques que «ahora y con la actual normativa no se puede atajar».

El consejero ha recordado el recurso presentado por el PP ante la Audiencia Nacional contra la orden ministerial que prohíbe cazar al lobo, a lo que se suma la «batalla que se mantiene en Europa para hacer ver que esta situación no se puede mantener».

Junta y Diputación invertirán 15 M€ en depuración para 150 municipios