miércoles 28/10/20
Para desarrollar proyectos eólicos y eléctricos

La Junta y SEO Birdlife ultiman un protocolo ambiental

El litigio con el nudo de Villameca ha dado pie a un acuerdo histórico entre conservacionistas, administración y empresas
eolicoç
El objetivo es garantizar que todos los parques e instalaciones cumplen la normativa ambiental y así evitar procesos judiciales. DL

Tras el acuerdo logrado la semana pasada por las compañías Endesa y Naturgy y la oenegé SEO Birdlife para desbloquear los parques eólicos de Peña del Gato, Valdesamario y La Espina, del nudo de Villameca, después de un largo proceso de negociaciones en el que ha intervenido como mediador la Consejería de Economía y Hacienda a través , las empresas se han comprometido a garantizar que el desarrollo de este importante proyecto sea «socialmente justo y ambientalmente responsable y sostenible».

Según explica la organización conservacionista, el acuerdo implica el reinicio, desde el principio de la tramitación, de todos los proyectos afectados para garantizar el cumplimiento de la normativa y asegurar la compatibilidad ambiental de los mismos, evaluando también el efecto sinérgico de todos las instalaciones eólicas e infraestructuras asociadas.

«Mantenemos la capacidad de participar en los procesos y actuar tanto administrativa como judicialmente si estos aspectos no se cumplen», explica Seo en un comunicado.

Por su parte, la Junta de Castilla y León se ha comprometido con SEO/BirdLife a aprobar un protocolo con garantías ambientales más allá de Villameca en torno a los proyectos de energías renovables y de tendidos eléctricos que se planifiquen en el territorio.

Después de más de una década de procedimientos administrativos y judiciales en relación con el complejo eólico conocido como el nudo de Villameca, SEO/BirdLife ha conseguido avanzar con las empresas eléctricas y la Junta de Castilla y León en un acuerdo histórico que garantiza una resolución favorable para los intereses públicos que la organización defiende.

Tras varias sentencias, se anularon las autorizaciones de tres de los parques eólicos y la línea de evacuación por deficiencias en los procesos de evaluación ambiental. Todo el nudo se encontraba paralizado y a la espera de retramitar dichas autorizaciones, ya que las sentencias no determinaban el desmantelamiento de las instalaciones.

SEO/BirdLife lamenta profundamente que hayan tenido que pasar más de diez años, ante el empeño de empresas y administración en mantener unos planteamientos que las sentencias ya calificaban de erróneos, para poder encontrar una solución viable. «Esta situación de parálisis no beneficiaba a ningún objetivo ambiental, ni a la producción de energía renovable que SEO/BirdLife también promueve», afirma el colectivo. Por ello, se iniciaron conversaciones con las distintas partes implicadas en la búsqueda de una solución que resolviera la situación desde el punto administrativo y legal, «pero siempre priorizando el interés general y ambiental», afirman.

Nueva tramitación

Por lo que se refiere Villameca, el acuerdo contempla la retramitación desde el inicio y de manera sinérgica de todas las centrales eólicas e infraestructuras asociadas a este proyecto. SEO/BirdLife, como cualquier otra parte interesada, participará en el nuevo procedimiento de evaluación de impacto ambiental, incorporando la información más reciente y garantizando su cumplimiento para asegurar la conservación de los valores del territorio.

Dado que las centrales están ya construidas y se ha seguido estudiando la importancia de la zona para el urogallo cantábrico, se eliminarán los aerogeneradores más perjudiciales, incluso en centrales eólicas que no estaban afectadas por las sentencias.

Además de las condiciones para que las infraestructuras no generen un impacto negativo significativo, se aseguran unas aportaciones económicas de las empresas para contribuir a las actuaciones desarrolladas por la Junta de Castilla y León para la conservación de la biodiversidad y especialmente para la recuperación del urogallo cantábrico (en situación crítica) y su hábitat, durante toda la vida útil de las instalaciones.

Además, las empresas se comprometen a aumentar los ingresos de las juntas vecinales por ocupación de los montes de utilidad pública de su titularidad, también en los terrenos donde se desmantelen aerogeneradores, para asegurar que la población local no se vea perjudicada por esta medida.

La Junta y SEO Birdlife ultiman un protocolo ambiental
Comentarios