lunes. 06.02.2023

León acapara las ayudas para adquirir dispositivos para prevenir daños del oso

Son 115 las explotaciones de la provincia que recibirán los fondos habilitados por la Junta
                      Instalación en una colmena. DL
Instalación en una colmena. DL

El Boletín Oficial de Castilla y León publicó ayer la resolución de la convocatoria de subvenciones destinadas a la adquisición de pastores eléctricos y otros dispositivos dedicados a prevenir los daños y perjuicios ocasionados por el oso pardo en Castilla y León, convocada mediante Orden de 19 de julio de 2022, de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, con un importe total de 96.000 euros.

El número total de solicitudes presentadas ha sido de 140 (120 en la provincia de León, 17 en Palencia y 3 en Zamora), habiéndose concedido finalmente la subvención a un total de 134 beneficiarios por un importe total de 85.760 euros (115 en León, 16 en Palencia y 3 en Zamora), ya que en algunas de las solicitudes no se alcanzó el número mínimo de colmenas, o bien las solicitudes se presentaron fuera de plazo, o hubo desistimiento de los propios solicitantes.

Por provincias, el 86 % del importe concedido se ha repartido para la provincia de León, con 115 beneficiarios para un total de 205 dispositivos de protección, de los cuales 200 se corresponden con pastores eléctricos para colmenares (180), balas de forraje (9), huertas (6) y comederos (5); 4 dispositivos de protección consistentes en ahuyentadores para balas de forraje (1) y para huertas (3) y, por último, un dispositivo de apertura automática para comederos.

Por su parte, la provincia de Palencia alcanza el 10% del importe total concedido con 16 beneficiarios y 25 pastores eléctricos, de los cuales 24 serán destinados para la protección de colmenares y 1 para balas de forraje. Por último, la provincia de Zamora, con un 4 % del importe concedido para 3 beneficiarios y 11 pastores eléctricos para la protección de colmenares.

Según informa la Junta en un comunicado, los beneficiarios tienen un plazo máximo para presentar la documentación justificativa de 30 días naturales.

De esta manera, desde la Administración se establece una medida preventiva sobre estos recursos tróficos que, junto con las actuaciones correctivas de condicionamiento negativo (o medidas aversivas) —que se están desarrollando por personal especializado de la Consejería competente en materia de patrimonio natural en los términos descritos en protocolos de trabajo aprobados por la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y Biodiversidad— contribuirá a la reducción de conflictos y a compatibilizar la conservación del oso pardo con el resto de actividades sociales y económicas en su área de distribución.

León acapara las ayudas para adquirir dispositivos para prevenir daños del oso
Comentarios