jueves. 07.07.2022
Día del Agua

León tiene 1.231 puntos de acceso a aguas subterráneas de los que 506 son agrícolas

Situación de los embalses de la CHD en León

A mayor profundidad peor calidad de las aguas y mayor coste para su extracción. Esta es una de las conclusiones del reciente estudio realizado por Esri España, empresa líder en locatios intelligence, con motivo del Día Mundial del Agua, en el que ha analizado el estado de los acuíferos en España, sus puntos de acceso, y la distancia a la que se encuentran.

Según este estudio, la distancia media de los 506 puntos de acceso acuíferos de uso agrícola que hay en León es de 49,2 metros de profundidad, mientras que la de los 1.231 puntos de uso general supera los 105 metros.

Y es que la distancia media de la profundidad de los puntos de acceso a aguas subterráneas agrícolas en España es de 53 metros. A partir de los 72 metros se considera que las masas de agua son mala calidad, mientras que en las ubicadas a menos de 43 metros sería de mejor calidad, lo que significa que las aguas destinadas al riego en la provincia de León son muy favorables.

Esto además indica que, cuanto peor es la calidad de la masa de agua, mayor es la profundidad que hay que excavar para acceder a dicha masa.

La profundidad de estas aguas subterráneas, que son las que abastecen fuentes, pozos, y de la que depende el riego de las zonas de cultivo, especialmente en las que se ha implantado el regadío, es, junto con la composición química de las mismas y el número de acuíferos que la componen, los tres principales elementos que determinan la calidad de las aguas.

Las tres comunidades con mayor número de puntos de acceso a agua son Islas Baleares, Andalucía y Castilla y León, con 10.315, 9.131 y 5.837 puntos, respectivamente. En el caso de las, Islas Baleares es la quinta región con menos superficie de cultivo, el elevado número de puntos de acceso se explica por la falta de agua dulce respecto a la península. Sin embargo, en el caso de Andalucía y Castilla y León, este incremento de los accesos a las aguas subterráneas se debe a que son las dos comunidades con mayor superficie de cultivos de regadío.

Con motivo del Día Mundial del Agua, Esri ha creado cinc aplicaciones con mapas interactivos para destacar el impacto de las aguas subterráneas en la agricultura de regadío y visibilizar un problema que se agudiza con el tiempo: la profundidad de estas aguas es cada vez mayor, lo que presenta un riesgo para los cultivos, puesto que aumenta el coste económico y medioambiental de la extracción del agua.

Estas aplicaciones disponibles en diadelagua.esri.es, permiten analizar el estado de salud de las masas de agua subterráneas, así como la localización, profundidad y densidad de los puntos de acceso a dichas aguas. De esta manera es posible identificar localizaciones en las que la salud de las masas de agua subterráneas es deficiente y, a la vez, existe un gran número de puntos de acceso de gran profundidad en dicha área, lo que pone en riesgo los cultivos locales.

Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) subrayó ayer la necesidad de trabajar para la recuperación integral de los ríos, humedales y aguas subterráneas, poniendo el acento en las masas de agua subterránea.

En un país con las características climáticas de España, el agua subterránea es un recurso estratégico en situaciones de sequía y tiene un papel fundamental en un contexto marcado por el calentamiento global. Sin embargo, el 40% no se encuentran en buen estado. La sobreexplotación y la contaminación por nitratos son sus principales amenazas.

En España se han definido cerca de 800 masas bajo el suelo, que ayudan a mantener el caudal de los ríos y son decisivas para ecosistemas como los deltas o las zonas costeras.

León tiene 1.231 puntos de acceso a aguas subterráneas de los que 506 son agrícolas
Comentarios