viernes. 30.09.2022

La mejora del hábitat del oso pardo es también el objetivo del Life Osos con Futuro, en el que la Fundación Oso Pardo (FOP) trabaja desde hace meses para buscar soluciones para solventar este problema que podría poner en peligro la hasta ahora ascendente evolución de la especie en la Cordillera Cantábrica, donde se prevé que los

cambios climatológicos sean, a largo plazo, más severos. Por eso, se prevé la plantación, en varias fases de 150.000 árboles frutales y arbustos autóctonos productores de frutos carnosos en 225 pequeños bosquetes

que ocuparán 155 hectáreas.

A ellos, se sumarán 25.000 castaños injertados con variedades autóctonas en otros 75 espacios de 55 hectáreas para garantizar el alimento de los plantígrados.

Y el Life Osos con Futuro
Comentarios