martes. 28.06.2022
Cultivos

El maíz no crece por primera vez en años por la incertidumbre del precio

El cultivo del girasol, con menos costes, aumenta en León un 63% con el tirón del barbecho
Cosechadora llevando a cabo sus trabajos en una plantación de maíz de la provincia. JESÚS F. SALVADORES
Cosechadora llevando a cabo sus trabajos en una plantación de maíz de la provincia. JESÚS F. SALVADORES

Las siembras de maíz no han crecido este año en la provincia de León, líder nacional en un cultivo que en la última campaña batió su propio récord hasta llegar a las 78.507 hectáreas. El dato recabado por la organización agraria Asaja León en las declaraciones de superficie de ayudas de la PAC, refleja un descenso del 1,1% para quedarse en 2022 en las 77.641 hectáreas. El sindicato agrario considera que la caída en las siembras del maíz está relacionada con la fuerte inversión que hay que hacer para el abonado de la planta, y la duda de si se podrá recuperar a la hora de vender el grano, mientras que en otros cultivos como el girasol, el desembolso para la compra de los medios de producción es menor.

En cambio, los cultivos oleaginosos son los que se han llevado una buena parte de la superficie que han dejado otros y sobre todo de la superficie liberada de barbecho. Así, las colzas han crecido en sus siembras el 45% situándose en 4.975 hectáreas, y el girasol ha experimentado un crecimiento del 63% al pasar de las 13.135 hectáreas del año 2021 a las 21.402 del año 2022.

La organización agraria señala que los cambios en los planes de siembra «han tenido relación con la demanda del mercado, con la expectativa de precios a la hora de vender la cosecha, y con los costes de los medios de producción», unos costes que mantienen en vilo al sector después de sufrir incrementos de hasta un 200 por cien, también para las explotaciones ganaderas.

Respecto al resto de cultivos, en los cereales de invierno (trigo, cebada, avena, centeno y triticale) el incremento de las siembras ha sido del 8%, al pasar de las 100.262 hectáreas de 2021 a las 108.032 de 2022. Este crecimiento, según explica el sindicato agrario, se ha producido tanto en las superficies de secano como en las de regadío, pero mayor en regadío.

Como ya había adelantado Asaja, los bajos precios que han ofrecido los almacenistas de alubias «han hecho caer las siembras de este cultivo tan leonés en un 25,5%,» situándose en tan solo 3.164 hectáreas. También se ha reducido la superficie de patatas en un 12,5% para situarse en 1.138 hectáreas, y la de remolacha en el 6,7% al sembrarse solamente 3.843 hectáreas.

El maíz no crece por primera vez en años por la incertidumbre del precio
Comentarios