domingo. 02.10.2022
La población osera ha logrado estabilizarse. EDUARDO MARGARETO.

El Proyecto PirosLIFE Catalunya se puso en marcha en 2014 para consolidar el futuro del oso pardo en el Pirineo en un marco de diálogo y colaboración con las personas, entidades e instituciones que hacen posible el desarrollo de este territorio de montaña.

 

Dados los buenos resultados del proyecto Life desarrollado en Castilla y León, Asturias, cantabria y Galicia, que ha permitido la consolidación de la especie en la Cordillera Cantábrica, la Junta de Castilla y León participó como invitada en el congreso de PirosLIFE celebrado el pasado mes de septiembre en MónNatura Pirineo para hablar sobre Experiencias europeas en prevención de daños.

 

Según el último balance de PirosLife, en el 2018 se ron 4M0 ejemplares en el Pirineo de Francia, Aragón, Navarra y Cataluña, tres menos que en el recuento inicial del 2017 (43 osos).

 

Entre la cuarentena de ejemplares detectados en el 2018 hay 5 de primer año nacidos en el 2018, de las hembras Nheu (3 cachorros) y Chataigne (2 cachorros). Uno de los cachorros de Chataigne ha acabado muriendo.

 

En la Cordillera Cantábrica son ya 280 los osos que habitan en la subpoblación occidental y 50 en la oriental.

Más de 300 osos en la cordillera y 40 en Pirineos