miércoles. 08.02.2023
ASTORGA

Más fieles que mascotas en la procesión de San Antonio

La Cofradía de San Antonio Abad cumplió un año más con la tradición, sacando en procesión al santo y bendiciendo a los animales. Más de cien personas siguieron a San Antonio en su corto paseo por el barrio de Puerta de Rey, superando, co
La música tradicional no faltó en la procesión del patrón de los animales
Algo más de un centenar de personas se congregó ayer en la parroquia de Puerta de Rey para honrar a San Antonio Abad, con la tradicional procesión y una misa que cerraba la novena celebrada durante los últimos días. Flauta y tambor, acompañados con castañuelas, interpretaban el himno nacional para dar la bienvenida a la imagen del santo, a las puertas del templo, portado en sencillas andas por cuatro cofrades, que no necesitaron relevo, vestidos con su espartana túnica marrón, ceñida con cuerda. No faltaban cruz de guía ni estandarte, para el corto paseo del santo por las calles del barrio. El público, mayores y pequeños, se organizó pronto en dos filas, acompañando al santo abad en su caminar por el barrio a ambos lados de las calles. Y, si por delante la música seguía acordes maragatos, detrás, cerrando la comitiva, sacerdotes y fieles entonaban cantos religioso. A pesar de esto, no se pisaban unos acordes con otros. Los perros, mayoría De vuelta a la parroquia y antes de pasar a la misa, un sacerdote procedió a bendecir a los animales que hasta el lugar llevaron sus propietarios. Sin embargo, la convocatoria de mascotas no tuvo tanto éxito entre las mascotas como entre el público y su mayoría fue perruna. Ocho canes se contaban frente a una tortuga, galápago para más señas, portada por su joven propietaria en fiambrera, a fin de que al ejemplar no le faltase el agua en su aventura fuera de casa. La bendición fue breve en oraciones y, una vez esparcida el agua bendita sobre ellos, santo, curas y fieles pasaron al interior del templo para concluir la novena, pero no el festejo. Entre los asistentes se contaban los jueces de otras cofradías, que, junto a otras autoridades, pasaron al salón parroquial al concluir el oficio, donde fueron agasajados con un pequeño convite. También se rifaron los productos de la matanza -jamones, lomos, botillo...-, con la tradicional rueda, entre quienes habían adquirido boletos para el sorteo.

Más fieles que mascotas en la procesión de San Antonio
Comentarios