jueves. 18.08.2022

La estrategia nacional aprobada el pasado jueves contempla en sus anexos un plan de indemnizaciones y ayudas a las medidas preventivas dotado con 20 millones de euros que proceden de los Presupuestos Generales del Estado y que se repartirán entre las comunidades que lo solicite. En el caso de las indemnizaciones el Miteco realizará una propuesta de la distribución de fondos a asignar con un importe máximo a cada comunidad autónoma en función del nivel de daños de lobo sufridos, a partir de la estimación del número de cabezas de ganado depredadas y el número de manadas. A partir de esos datos se hace una media ponderada que deberá ser presentada por la comunidad que ha sufrido los daños.

La estrategia también contempla los criterios en los cuales se podrán hacer excepciones para abatir los ejemplares más conflictivos. En este caso, los motivos de excepcionalidad son evitar daños graves sobre el ganado, ausencia de otra solución satisfactoria y el mantenimiento de la población en un estado de conservación favorable. La comunidad autónoma deberá presentar un informe preceptivo no vinculante sobre el efecto de la actuación sobre el Estado de Conservación de la Especie en el contexto biogeográfico que corresponda, y en el ámbito de la totalidad del territorio español.

Otra de las medidas incluidas en la estrategia es la realización de un censo nacional para unificar los datos en todo el territorio, que comenzará a realizarse este mismo año, así como la puesta en marcha de un programa pionero de radiomarcaje de ejemplares para estudiar su comportamiento.

El nuevo censo comienza este año junto al radiomarcaje de ejemplares