jueves. 11.08.2022

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, aseguró que «en aquellas zonas donde se están modernizando los regadíos se está produciendo un relevo generacional», muy necesario en un medio rural altamente envejecido. Según los datos demográficos facilitados, en aquellas zonas modernizadas la incorporación de los jóvenes es un 80% superiores que en las que no lo están.

Es uno de los beneficios de estas obras. Pero hay muchos más. El ahorro de agua medio es del 28%. Según señalan desde la Junta de Castilla y León, la modernización de los regadíos, además, ha producido una mayor diversidad de las alternativas de cultivo. Antes de la ejecución de estas infraestructuras aproximadamente el 70% de la superficie estaba dedicada al cultivo de maíz y el 30% a otros cultivos. Tras la modernización las cifras cambian a 55% de maíz y 45% de otros.

Otra de las ventajas de las obras es el incremento de las producciones que en el caso del maíz han aumentado más de 3.000 kilos por hectárea de media.

También son importantes los beneficios medioambientales, afirman desde la Junta, con la reducción de las necesidades de abonado nitrogenado entre un 25 y un 30% que, además de ser un ahorro de costes, reduce la carga contaminante que llega a las masas de agua.

Las obras llevan consigo completar el relevo generacional
Comentarios