sábado 29/1/22
Señalización

El parque Montaña de Riaño prohíbe el acceso de vehículos a motor en sus pistas

Tan sólo está permitido el paso para usos ganaderos o a fincas particulares y el incumplimiento implicará una sanción
                      Una de las señales ya colocadas en una de las pistas del parque, la que da acceso al paraje de Hormas, en Riaño. CAMPOS
Una de las señales ya colocadas en una de las pistas del parque, la que da acceso al paraje de Hormas, en Riaño. CAMPOS

La Junta de Castilla y León ya ha empezado a colocar la señalización de todas las pistas del Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre en las que no se permitirá el acceso con vehículos a motor. Además de en la zona de Riaño, las señales ya se están colocando en las pistas de la Reina, Valdeburón o Crémenes. En la propia señal se recuerda con una leyenda que están excluidos de esta prohibición los usos ganaderos, accesos a fincas y otros usos autorizados.

La normativa de los montes había cambió hace años y estaba prohibido circular por todas las pistas, de forma que se indicaba en aquellas en las que sí estaba permitido. Ahora esta norma ha vuelto a cambiar y se especifica que en las pistas en las que no se puede circular tienen que estar señalizadas con la prohibición. Si en una de estas vías no existe ninguna señalización quiere decir, por tanto, que sí se puede circular.

Zonas especiales

El parque cuenta con el paraje de Hormas, el pinar de Puebla de Lillo y el glacial de Mampodre

El alcalde de Riaño, Fernando Moreno, recuerda que hasta ahora «como no se veía una señal como tal la gente entraba con vehículos a motor. Incluso se han puesto algunas sanciones ya que la normativa anterior decía que estaba prohibido circular con vehículos a motos en todas las pistas del parque regional».

Mientas, los accesos a pie, en bicicleta o a caballo están permitidos por todas las pistas del parque regional. «Lo que está haciendo ahora la Administración autonómica es evitar la confusión que pudiese existir y está colocando esta señalización. A partir de ahora con estas señales no habrá problemas a la hora de ejecutar las correspondientes denuncias», precisa Moreno, quien explica que se trata de que la zona esté bien señalizada, como sucede en todos los terrenos cinegéticos que tienen que tener sus indicaciones correctas o en las propias carreteras.

Advertencia

«Ahora llama la atención porque ha coincidido en el tiempo con la prohibición que la Confederación Hidrográfica del Duero quiere hacer con los motores de explosión o combustión en las aguas del embalse de Riaño. Lo nuevo es lo de confederación mientras que lo que respecta al medio natural o los montes sigue siendo lo mismo. Sólo que lo que se hace es anteponer la señalización ante la posible sanción. Con la señal ya se advierte a la gente», matiza Moreno. Esta nueva señalización en las pistas del parque regional está creando cierto malestar y confusión en las redes sociales.

Recuerda el propio alcalde de Riaño que hay zonas con características especiales como es el caso de Hormas que es una zona de reserva tal y como también es el pinar de Puebla de Lillo. «Hormas tiene una presión social muy grande y nunca el parque regional se ha puesto muy restrictivo. Hay que recordar que la normativa del parque prohíbe el acceso a Hormas, es decir, no se puede entrar», remarca. Estas zonas de reserva o zonificación fueron recurridas por los ecologistas hace varias décadas por lo que «quedó en el limbo la zonificación». Las denuncias que se ponían cuando se recurrían se ganaban dado que el proceso no se llevó a cabo como tal. «Hay que recordar que en las zonas de reserva no se puede entrar salvo autorización expresa ni andando», puntualiza Moreno, quien añade que los vecinos de Riaño están acostumbrados a ir a este paraje ya que es una zona de escape y esparcimiento a pesar de que es una zona protegida por el oso y el urogallo, mientras el pinar de Puebla de Lillo es más restrictivo y no entra nadie sin permiso ya que es un paraje muy alejado de una población y es más fácil controlar porque solo tiene un acceso. Otra zona de reserva es el Glacial de Mampodre en Maraña, donde la Administración baraja eliminar la calificación de reserva de este paraje.

El parque Montaña de Riaño prohíbe el acceso de vehículos a motor en sus pistas
Comentarios