domingo 29/5/22

El Comité de Flora y Fauna del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco) ha aplazado el debate de la propuesta de declarar a la codorniz especie en peligro de extinción, lo que en la práctica supone prohibir su caza, para estudiar un informe científico aportado por la Fundación Artemisan.

Según han trasladado fuentes conocedoras de la reunión a Europa Press, se ha acordado estudiar este informe elaborado con los datos del proyecto Coturnix, desarrollado por Fundación Artemisan. Esta entidad está impulsada por el sector de la caza, que se opone a esta declaración porque en la práctica supondría la prohibición de cazar la especie.

Este informe del sector cinegético habría sido enviado al Miteco desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para que el trabajo sea examinado por el Comité Científico y trasladado posteriormente al Comité de Flora y Fauna en una nueva reunión.

Para la Fundación Artemisan es incomprensible que el comité haya emitido un informe favorable a la declaración de la codorniz como especie en peligro de extinción, «cuando existen claras evidencias científicas de que esto no solo no es cierto, sino que además esta decisión pondría en grave peligro el futuro de la especie, explican en su página web.

Así, aseguran que la propuesta no está fundamentada en una revisión científica sistemática. Además, apuntan que «es contraria a la realidad del censo, anillamiento y muestras biológicas disponibles en los seguimientos científicos nacionales e internacionales». En este sentido explican que se basa principalmente en los datos del sistema de seguimiento Sacre que, por el método de censo utilizado, «no es el adecuado para monitorizar las poblaciones de codorniz».

La entidad recuerda que, tanto el estudio promovido desde el año 2002 por Fedenca como el proyecto Coturnix, desmontan categóricamente los argumentos de SEO-BirdLife. En concreto, el informe Coturnix 2020 determinó que la población post-reproductora de codorniz en España para ese año fue de 3,2 millones de ejemplares.

Una cifra obtenida tras recoger más de 20.000 muestras biológicas aportadas por más de 10.000 cazadores españoles desde el año 2020. «Esta cifra demuestra su estado favorable de conservación y que contrasta frontalmente con la inverosímil cifra de 225.000 codornices estimadas por la entidad ecologista», afirma la entidad.

Para la Fundación, «es inconcebible que el comité haga oídos sordos al estudio más importante que se ha realizado hasta el momento sobre la especie en España», y por el contrario, «se guíe por un informe que adolece de importantes carencias y que se basa en una metodología de censos que no es adecuada ni representativa para la codorniz».

SEO/BirdLife solicitó el pasado mes de diciembre la inclusión de la codorniz común en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Declarada Ave del Año 2020, la organización apunta a que actualmente se contabilizan 225.000 ejemplares, lo que refleja un declive de su población en los últimos 20 años del 61%, según los datos de seguimiento de aves de SEO/BirdLife (1998-2019).

Este descenso, para la organización, se mantiene constante «sin visos de recuperación» a pesar de las variaciones anuales debidas a la climatología y la dinámica reproductiva de estas especies. Además, SEO/BirdLife reclama la inclusión de la especie en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) de Especies Amenazadas.

La presión de la caza fuerza al Miteco a aplazar la protección de la codorniz