martes. 31.01.2023
Imágenes grabadas por un vecino de Astorga. DL

Un vecino de Astorga divisó en el cielo un fenómeno que le llamó la atención y decidió grabarlo. "Me pareció curioso", relata Luisón. Sostiene que le resultó interesante que aquel amasijo de nubes permaneciera tanto tiempo inmóvil y que, pese a los persistentes fogonazos de los rayos, "no hiciera ruido".

Sucedió el pasado 17 de octubre en torno a las 20.00 y las 22.00 horas, rememora el testigo astorgano, que dice haber comentado el suceso al día siguiente con un compañero al que también le extrañó lo observado.

José Luis Sánchez, catedrático de Física Aplicada en la Universidad de León, da respuesta a este curioso fenómeno. Según indica, se trata de una tormenta estacionaria, "es decir, que no se mueve, está en sitio determinado y tiene una serie de descargas de rayos". En este caso, señala el experto, sí le resulta una tormenta que aperenta tener un tamaño considerable.

Sánchez indica, además, que "si hay relámpago hay ruido. Los rayos tienen dos partes: una visual, que es la que se ve, el relámpago, y una parte necesariamente asociada a ella, que es la dilatación explosiva del aire como consecuencia de la descarga eléctrica".

Por lo tanto, en lo que a la falta de una respuesta sonora se refiere, lo más probable es que el viento estuviera "en la dirección opuesta", es decir, que el testigo estaba situado "donde venía el viento y el ruido se iba en dirección contraria", propone José Luis Sánchez, que destaca que no es un caso poco habitual, puesto que se repite en zonas montañosas como los Pirineos y los Picos de Europa.

"La curiosidad es que es una tormenta que estuvo mucho tiempo sobre un sitio, una tormenta estacionaria típica de montaña", por lo que "no sería en la zona de Astorga", sino "a 50 o 70 km en dirección al Bierzo, las montañas del norte o el Teleno", concluye el experto.

El misterioso fenómeno atmosférico grabado durante horas en Astorga
Comentarios