lunes 23.09.2019

Riaño recibe a cuatro bisontes para crear una reserva de 500 hectáreas

El paraje acoge también a cinco búfalas europeas de agua y pronto llegarán caballos potocas.
Varias imágenes del la llegada de los ejemplares al valle de Anciles, trasladados desde Valencia. AREND DE HAAS/ TRUE NATURE FOUNDATION
Varias imágenes del la llegada de los ejemplares al valle de Anciles, trasladados desde Valencia. AREND DE HAAS/ TRUE NATURE FOUNDATION

j.m. campos | riaño

Cuatro bisontes machos y cinco búfalas europeas de agua están ya en los montes de Riaño, concretamente en los parajes de Anciles. Los animales han llegado desde Valencia donados por la Fundación True Nature. El alcalde de Riaño, Fernando Moreno, negocia con la fundación para que los animales queden de forma permanente en estas montañas. En próximos meses se van a traer varios caballos potocas que son de raza antigua. Para evitar que los animales se dispersen por otras zonas se va a utilizar el mismo vallado que se utilizó para la cabra montesa y que aún existe. No obstante estos animales estarían en semi libertad en unas 500 hectáreas de terreno en Anciles.

La idea es crear con estos ejemplares otro aliciente turístico para la zona. Es decir, un proyecto ecológico, turístico y económico que «puede aportar mucho a Riaño y que ha sido con un coste cero para el Ayuntamiento de Riaño ya que los animales han sido cedidos e incluso no hemos tenido que pagar el transporte de los animales. Esos costes corren a cargo de la Fundación». El objetivo es hacer un intercambio con otras zonas de España para traer a estas montañas animales hembras para la procreación de esta especie. «El objetivo que disponer aquí otro lugar de cría de bisontes que nos permita tener una variabilidad genética y poder intercambiar animales con otras zonas», según Moreno.

Atractivo turístico

De cara al turismo se van abrir dos vías, las visitas utilizando el barco municipal que trasladará a los visitantes en este barco hasta el valle del Silencio en Anciles y otra opción es realizar las visitas con vehículos todoterreno que entrarían por Liegos. «Se realizarán visitas interpretadas para conocer a estos animales y el propio valle de Anciles». Según el alcalde, otro de los objetivos es que se creen empresas en torno a esta nueva actividad con la que va a contar Riaño debido a que van a ser necesarios guías que acompañen a los visitantes dado que «estos animales necesitan una distancia de seguridad y se va a necesitar de localización para poder ver estos animales». A estos empleos de guía hay que unir los que se generaría por la utilización de los vehículos todoterreno y del transporte del barco municipal.

Adaptación

Respecto a la adaptación de los animales en la zona parece ser que no va haber problemas si bien habrá que ver como se acomodan, principalmente los caballos potocas y los búfalos en invierno. «Los bisontes no van a tener problemas con las nieves y el frío que hay en la zona. Si se hace un aporte alimenticio en invierno a los búfalos y los caballos no va haber problemas. Lo que pretendemos es que los animales estén lo más salvajes o en libertad posible», concreta el regidor.

Hay que recordar que desde hace meses el Ayuntamiento de Riaño se había ofrecido a esta fundación para acoger cuatro bisontes por las buenas condiciones en que vienen y por la urgencia de buscarles un lugar apropiado. «La cordillera Cantábrica y en especial Riaño y su paraje de Anciles cumple todas las condiciones exigibles para este tipo de animales ya que aquí casi no es necesario aporte alimenticio, como está sucediendo en Valencia y en otros lugares, salvo algún aporte puntual durante el perioro de invierno», precisó el alcalde de Riaño.

Riaño recibe a cuatro bisontes para crear una reserva de 500 hectáreas