viernes. 01.07.2022

El Sepeis queda paralizado hasta que la Junta fije un plan homogéneo para la Comunidad

La red de parques comarcales de bomberos aprobada por la anterior corporación provincial deberá ser revisada
Eduardo Morán y Juan Carlos Suárez-Quiñones, ayer, en la Diputación. FERNANDO OTERO PERANDONES

Los planes para poner en marcha el Servicio de Extinción, Prevención de Incendios y Salvamento (Sepeis) de la Diputación sufrirán un nuevo retraso porque el proyecto, diseñado y apoyado por la anterior corporación de la institución provincial, no se adecua a las pretensiones de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. La Junta apuesta ahora por «homogeneizar» el servicio en toda la Comunidad a través de la aprobación de un decreto que condiciona el diseño del Sepeis y que será aprobado próximamente, según señaló ayer el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones en una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Diputación, Eduardo Morán. Los responsables de ambas administraciones abordaron estos cambios en una reunión mantenida en el Palacio de los Guzmanes en la que se constató que existen «diferencias importantes» entre el proyecto aprobado y ya iniciado y los planes de la Junta para toda la comunidad.

 

En consecuencia, el Sepeis deberá ser revisado por los equipos técnicos de la consejería y la Diputación para consensuar «el tipo de parques que se construirán, el coste que tendrán y cómo hacer frente al servicio».

 

El presidente de la Diputación aseguró que los problemas se refieren sobre todo al coste del mantenimiento del Sepeis y, especialmente, al número de efectivos que prevé el actual plan. Morán señaló que es el capítulo del personal el que «encarece bastante el servicio» y que «no es cuestión de poner en marcha los parques de bomberos y que luego tengamos dificultades para mantenerlos».

 

Sin querer ahondar más en los aspectos del Sepeis que se deberán modificar, tanto Morán como Suárez-Quiñones aseveraron que lo que ya se ha avanzado hasta ahora no se cambiará. De momento, se han adquirido los 21 vehículos del parque móvil, que permanecen en desuso almacenados en una nave, y han comenzado las obras del parque de bomberos de Villablino, el único que no es de nueva construcción. El de Cistierna está en proceso de adjudicación, mientras que los concursos para la construcción de las instalaciones de Celada, Valencia de Don Juan, La Pola de Gordón y Bembibre han quedado desiertos por falta de ofertas. A este respecto, el diputado de Protección Civil y del Sepeis, Marcelo Alonso, aseguró esta semana a este periódico que las empresas no se habían presentado porque el presupuesto de licitación, que ronda los 600.000 euros por instalación, «es muy bajo», por lo que las previsiones son que se aumente la dotación entre un 30 y un 40%.

 

En lo que también deben acercarse posturas es en la financiación de los parques y el posterior mantenimiento del servicio, una reivindicación de Eduardo Morán desde que accedió a la presidencia de la Diputación. El consejero aseguró ayer que la Junta está dispuesta «en la medida de lo posible» a participar económicamente en la puesta en marcha del Sepeis y, aunque aclaró que el presupuesto de la administración autonómica «no es infinito», Suárez-Quiñones se mostró convencido en que habrá acuerdo al respecto con la Diputación. «Hay una voluntad firme de acuerdo para poner esto en marcha», aseveró el responsable de Fomento y Medio Ambiente sobre un asunto que «nos preocupa mucho a todos».

 

El Sepeis fue aprobado hace dos años por la Diputación para atajar la indefensión de los pueblos ante los incendios, con un presupuesto cercano a 8 millones de euros.

Planes para Las Médulas y Peñalba

La depuración de aguas en Las Médulas y los problemas de comunicación de Peñalba de Santiago fueron otros dos asuntos que se abordaron en el encuentro de ayer entre el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

En el caso de Peñalba de Santiago, la Junta y la Diputación trabajan conjuntamente con el Ayuntamiento de Ponferrada y Telefónica para solventar los problemas de comunicación de la localidad.

En el caso del paraje Patrimonio de la Humanidad se trataron los planes para la depuración de aguas, una cuestión que también es prioritaria en esta legislatura para la Junta, que abordará la depuración en los municipios de entre 500 a 2.000 habitantes. 

El presidente de la Diputación de León Eduardo Morán y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ayer, en el Palacio de los Guzmanes. CARLOS S. CAMPILLO

El presidente de la Diputación de León Eduardo Morán y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ayer, en el Palacio de los Guzmanes. CARLOS S. CAMPILLO

Llevar internet a todos los pueblos en este mandato costará 28 millones

La Junta y la Diputación abordaron ayer los planes para llevar internet de calidad al cien por cien de los pueblos de la provincia, un proyecto autonómico que supondrá una inversión de 130 millones de euros, de los que el 22% —28,6 millones— se destinarán a León. Así lo aseguró ayer el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, quien remarcó la complejidad que supone llevar a cabo estos planes en la provincia, algo que suscribió el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. El consejero que esta planificación se culminará esta legislatura porque «la gente tiene que poder vivir en el mundo rural».

La Diputación aportará un millón de euros al programa Rehabilitare durante este mandato 


También abordaron el programa Rehabilitare de la Junta, por el que se acondiconan viviendas del medio rural para atraer que nuevas familias se asienten en los pueblos. La Diputación se comprometió ayer a aportar un millón de euros en los próximos cuatro años a este programa, que ya está financiado en 1,5 millones por la Junta. Suárez-Quiñones aseguró que su consejería aportará un millón más por lo que el presupuesto para León ascenderá a los 3,5 millones de euros.

Fomento lleva a la Diputación las alternativas para el puente del Esla

El proyecto para la construcción del nuevo puente sobre el Esla que conectará la carretera estatal N-625 con la carretera autonómica LE-213 permanece a la espera de que la Junta presente a la Diputación las tres posibles alternativas que recoge el estudio informativo. Los plazos de esta infraestructura, que financiarán al 50% ambas administraciones,   fue otro de los asuntos que abordaron ayer el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. 


Fue el consejero quien aseguró que, una vez que la Diputación  y los ayuntamientos implicados den su visto bueno a la alternativa que baraja la Junta, se procederá sacará a información pública la declaración de impacto ambiental. La nueva infraestructura beneficiará a los vecinos de los municipios de Gradefes, Valdepolo y Villasabariego y, a su vez, se verán favorecidos más de una veintena de núcleos de población de la zona, lo que afecta a cerca de 3.500 habitantes.


La Junta presentó el estudio de viabilidad de la carretera en julio de 2016. Se calculaba entonces que el puente ahorrará 40.400 horas de viaje al año a los vecinos de los municipios del entorno.

El Sepeis queda paralizado hasta que la Junta fije un plan homogéneo para la Comunidad
Comentarios