domingo. 27.11.2022
Manifestación en marcha

El sonoro «no» de Reliegos

Unos 200 vehículos protagonizaron ayer una caravana de protesta que recorrió 15 pueblos del Esla de León contra la planta de compostaje

Cerca de doscientos vehículos protagonizaron ayer una sonora protesta contra el proyecto para la instalación de una planta de compostaje en Reliegos, dentro del municipio de Santas Martas.

La caravana, convocada por la Asociación Valle de Valdearcos, partió a las 10.30 horas de la mañana y recorrió un total de 15 pueblos de la ribera del Esla para acabar en el mismo punto. Una vez allí, se unieron tractores y demás vehículos agrícolas para dirigirse por los caminos de concentración hacia el punto exacto en el que se pretende levantar este polémico proyecto para dar lectura un manifiesto de absoluto rechazo.

Mansilla de las Mulas, Mansilla del Esla, Villomar, Villalquite, Aldea del Puente, Sahelices del Payuelo, Villamuñío, Calzadilla de los Hermanillos, El Burgo Ranero, Villamarco, Santas Martas, Valdearcos, La Estación y Campolar, fueron testigos de esta protesta en la que los coches, ataviados en su mayoría por globos verdes, dejaron patente su rechazo a que Reliegos acoja un proyecto que «provocará malos olores y podrá contaminar acuíferos, el arroyo Valdearcos, el agua de abastecimiento de Reliegos y de muchos pueblos aledaños», reza el manifiesto.

Y es que se prevé que el emplazamiento gestione alrededor de 44.000 toneladas de residuos, casi el 70% de los generados en Castilla León, «lo cual origina diversos problemas, no solo relacionados con los malos olores y la contaminación que supone, sino con otros temas que es necesario tener en cuenta», afirman fuentes de la asociación.

Por su parte, el Ayuntamiento presentó el pasado mes de diciembre un recurso de reposición contra la resolución publicada por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León , con la que se concede la autorización ambiental este proyecto, por parta de la empresa Agro Gestión Integral Sociedad Cooperativa. La planta, que recibió más de 200 alegaciones en contra durante el su periodo de exposición pública, ocupará una superficie de 23.709 metros cuadrados y se instalará en un terreno de 91.174 metros cuadrados, con una capacidad máxima de tratamiento de 44.400 toneladas al año de lodos procedentes de estaciones depuradoras.

El sonoro «no» de Reliegos
Comentarios