lunes. 04.07.2022
Laciana

Villablino paga a una asesoría casi 30.000 euros al año por realizar las nóminas

El Ayuntamiento incumple la ley de contratación pública, que obliga a licitar los servicios de más de 15.000 euros
                      Vista de la localidad de Villablino. MARCIANO PÉREZ
Vista de la localidad de Villablino. MARCIANO PÉREZ

El Ayuntamiento de Villablino destina de manera ilegal 30.000 euros al año a una asesoría de la localidad, G&G asesores, para la elaboración de las nóminas del personal municipal. Este pago se repite desde 2017, cuando el funcionario encargado de realizar esta tarea enfermó y, posteriormente, falleció. El decreto por el que el alcalde, Mario Rivas, aprobó con la asesoría un contrato menor por valor de 2.478,08 euros data del 6 de noviembre de 2017 y especifica que esa partida se destinará a «labores de revisión y mecanización de envíos a Seguridad Social del mes de septiembre de cinco empresas, confección y revisión de recibos de salarios del mes de octubre y mecanización de las empresas citadas».

La ley de contratación pública obliga a las administraciones a licitar cualquier contrato de servicios que supere los 15.000 euros anuales, lo que hace que los pagos a la citada gestoría se hubieran realizado de manera irregular.

Transparencia

En el portal de transparencia aparecen algunos pagos por este servicio, pero no todos

Expertos consultados por Diario de León advierten de que cualquier prestación de servicios contratada por una administración debe ser licitada siempre que supere la cifra anteriormente citada y subrayan que los contratos menores no pueden ir prorrogándose, como ocurre en este caso. De esta manera, y desde 2017, la asesoría habría recibido alrededor de 150.000 euros. «Si no sale a licitación, el vencimiento del primer contrato supone una clara vulneración de la ley de contratos públicos», explican al tiempo que recuerdan que un contrato de 30.000 euros anuales debe seguir todos los trámites de publicación, licitación y adjudicación al duplicar el limite máximo permitido por la ley para ser otorgado de forma directa.

Este año, la partida está recogida en los presupuestos dentro de una partida englobada como Estudios y Trabajos técnicos que asciende a 51.000 euros y que, según ha podido saber este periódico, engloba también gastos de servicios de arquitectos.

En el portal de transparencia del Ayuntamiento de Villablino se encuentran algunos de los pagos por este servicio, pero no todos. En el apartado de contratos menores sólo aparecen ocho meses de 2018 y el mes de enero de 2019. Para encontrar el concepto total hay que acudir a la liquidación del presupuesto de gastos , donde figura consignado como ‘Estudios y Trabajos Técnicos’. Este punto ha ido incrementándose de manera anual desde 2016. En aquel año, el gasto ascendía a casi 25.000 euros, cifra que se incrementó un año después hasta los 49. 342 euros mientras que en 2020 supuso un gasto de 60.044 euros.

La ley siempre ha sido clara: está prohibido trocear contratos grandes para pasarlos por menores y así señalar con el dedo a la empresa ganadora. Con ello se evita todo lo que implica un concurso (transparencia en el proceso, todas las firmas del ramo pueden presentarse, reglas claras para elegir al ganador…). Además, tras la última reforma, el texto es mucho más exigente y especifica la prohibición de firmar más de un contrato con la misma empresa si, sumados, superan los límites de los menores. Esto es: una vez se ha llegado a ese umbral (de 15.000 euros para suministros y servicios y de 40.000 para obras, sin IVA) no se podría volver a contratar a la misma firma.

El pasado 10 de marzo, el alcalde, Mario Rivas, se jactaba, en una entrevista concedida a Radio Bierzo de que sus cuentas siempre se ven condicionadas por el compromiso de «seguir evitando las privatizaciones en los servicios públicos y con el único apoyo puntual de los planes de empleo», algo que en este caso no cumple.

Diario de León se puso ayer en contacto con Hermelinda Rodríguez, concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Villablino, que no ha podido explicar si este contrato de servicios ha salido a licitación pública. «Habrá que ver el procedimiento que se siguió en la contratación. Ahora mismo, no tengo conocimiento de ese tema», asegura al tiempo que admite desconocer el coste mensual. «Eso es una opinión vuestra, como todo lo que publicáis», dijo como toda justificación. El periódico también llamó a Alfredo García, administrador de la asesoría, sin que por el momento haya sido posible la comunicación.

Villablino paga a una asesoría casi 30.000 euros al año por realizar las nóminas
Comentarios