lunes. 04.07.2022
Energía y Medio Ambiente

El Bierzo será el estercolero energético de Europa

Podrían acabar con el 5% de la superficie total del Bierzo, un dato que se magnifica si pensamos que los parques de aerogeneradores se instalarán en zonas de alta y muy alta sensibilidad medioambiental
                      DR13P2F8-18-09-28-9.jpg
Proyección que muestra cómo quedará el Bierzo si finalmente prosperan los proyectos de parques de aerogeneradores. ASOCIACIÓN CULTURAL ESCOLA DE GAITAS DE VILLAFRANCA DEL BIERZO.

El Bierzo es una de las comarcas de España en la que más tesoros naturales quedan. Y ese ‘aún’ implícito se debe al hecho de que, si finalmente salen adelante los complejos de aerogeneradores que están en marcha, este rincón único del continente perdería el 5% del total de su territorio. Gran parte de la extensión comida por estas moles industriales estarían en zonas de especial protección medioambiental y, si sumáramos todas las infraestructuras asociadas que conllevan (viales, líneas de evacuación...) estos parques ocuparán 150 kilometros cuadrados. Y un apunte más a valorar: de toda esa estimación, aproximadamente cien kilómetros cuadrados corresponden a territorios sobre los que no existe ninguna actividad humana notable. Todo ello lleva a la conclusión de que la extensión en la que se dispondrán los parques de aerogeneradores —los conocidos con el eufemístico molinos— tienen un alto grado de naturalidad.

                      DR13P2F11-18-10-45-2.jpg
Panorámica del parque desde la localidad de Balboa. 

En la cordillera Cantábrica y su entorno existen actualmente 433 complejos eólicos que se disponen con 8.410 aerogeneradores. A ellos se sumarían otros 380 proyectos en tramitación, con 3.986 turbinas de nueva generación, con mayor impacto sobre la biodiversidad y el paisaje por su gran tamaño y la necesidad de grandes infraestructuras asociadas, como líneas eléctricas y pistas de acceso. La falta de ordenación territorial se traduce en que la mayoría de los aerogeneradores activos y en proyecto (51%) se sitúan a menos de dos kilómetros de Reservas de la Biosfera o espacios Red Natura 2000; un 23% se encuentran en el interior de las Reservas de la Biosfera y un 15% dentro de esos espacios Red Natura 2000. Según el Mapa de sensibilidad ambiental del Miterd, un 30% de los aerogeneradores están situados o se proyectan en zonas de sensibilidad máxima, y un 17% en sensibilidad alta o muy alta. Es decir, casi la mitad.

                      DR13P2F13-18-11-43-1.jpg
Detalle de cómo quedaría el entorno del hayedo de Busmayor.

La asociación cultural de Escola de Gaitas de Villafranca del Bierzo denuncia que desde Cebreiro a Oencia y Villafranca hay proyectados siete parques y hay conocimiento de que va a salir a subasta la estación de La Lomba, lo que implica que hay más por llegar. En este momento, los parques de aerogeneradores de Barjas, Busmayor y Trabadelo pertenecen a la empresa Enel Green Power, el de La Frontera depende de Gestamp H.C Eólica S. L y los de Eco, Ralea y Umbrío son responsabilidad Green Capital Power. «Para empezar, ninguno de los proyectos expuestos aprovecha infraestructuras o líneas eléctricas, incluidas de Alta Tensión», alertan desde la asociación. Además, explican que los proyectos de Barjas y el de Umbrío son prácticamente idénticos en cuanto a su localización se refiere y se solapa además la posición de once de los aerogeneradores,. Es el caso del parque de Umbrío, que superpone la posición de tres aerogeneradores al de Busmayor. Esta circunstancia se da también en las subestaciones de Ralea y Barjas, que comparten ‘molinos’ con la de Burmayor, así como en la de Eco, Ralea y Umbrío, que tienen la misma linea de evacuación al pertenecer al mismo grupo. Es decir, podría darse el caso de que a pesar de que se presentan como diferentes proyectos, se conviertan en una única extensión de infraestructuras energéticas.

Los proyectos de Barjas y el de Umbrío son prácticamente idénticos en cuanto a su localización se refiere y se solapa además la posición de once de los aerogeneradores

Otro de los graves problemas que generan estas infraestructuras es que alrededor de los 77 aerogeneradores proyectados están dentro de Montes de Utilidad Pública, concretamente se instalarán en la cumbrera de los mismos. «Una de las razones por la que estos territorios se declaran de Utilidad Pública—destacan los expertos— es por su influencia en el mejor régimen de las aguas, para evitar o reducir aludes, riadas e inundaciones y para defender las poblaciones, cultivos e infraestructuras, y mejoran el abastecimiento de agua en cantidad o calidad». La característica de estos territorios hará que las zapatas de los aerogeneradores —de gran diámetro y profundidad— así como la construcción de viales de gran anchura y longitud tengan consecuencias en el régimen de las aguas y en los acuíferos.

                      DR13P2F8-18-09-28-9.jpg
Vista de las afecciones de uno de los parques desde Barjas hasta La Frontera
 

Espacios naturales protegidos

El lugar donde se asientan estos macroparques colinda con espacios naturales protegidos, como son el de Ancares-Courel, cuya gestión pertenece a la Xunta de Galicia y la de Sierra de Ancares, responsabilidad de la Junta de Castilla y León «La zona donde se asientan los aerogeneradores es de similares características a los espacios colindantes. Estos, en su momento, no fueron catalogados como Red Natura 2000 por cuestiones políticas, como es obvio», defienden, si bien recuerdan que estas últimas estribaciones de la cordillera cantábrica tienen un alto valor natural por estar en un hábitat prioritario de gran valor —los brezales atlánticos europeos— así como por ser un área de expansión y transición del oso pardo europeo, una especie que se encuentra en peligro de extinción.

El portavoz de la Plataforma en Defensa de la Cordillera Cantábrica, Ernesto Díaz, denuncia que en la provincia de León hay 18 parques activos y 25 proyectados y en distintas fases de tramitación. Las cifras resultan en ocasiones demasiado frías como para hacerse una imagen de lo que suponen para el medio ambiente. Sin embargo, si las analizamos teniendo en cuenta cada uno de los gigantescos aerogeneradores que se instalarán en cada uno de estos parques, la dimensión se vuelve más certera. Por el momento, León está cosido por 300 aerogeneradores activos, pero la amenaza real es que hay más del doble en proyecto, 350, una cifra que muestra a las claras el peligro que corren las especies de animales que tendrán que convivir con las gigantescas aspas, los espacios naturales y la economía turística, agrícola y ganadera de las comarcas leonesas.

La acción de los tribunales

Ernesto Díaz denuncia además que en estos momentos, el TSJ ha paralizado con una sentencia tres de los parques instalados: La Espina, Peña del Gato y Valdesamario. Sin embargo, asegura que la Junta de Castilla y León trata de llegar a un acuerdo con los promotores para sacarlos de nuevo a evaluación medioambiental y ‘burlar’ de esta manera al Superior de Justicia. «Desde la plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica nos hemos personado y el TSJ nos lo ha admitido. Pedimos la demolición de estos tres parques porque, además, está en juego el área más meridional del urogallo», asegura al tiempo que revela que en uno de los complejos apareció muerta una pareja de este ave en vías de extinción. «Murieron por colisión con los aerogeneradores», subraya.

La mayoría de estas factorías por las que León volverá a ‘quemar’ naturaleza para proporcionar energía al resto, ya no de España, sino de Europa, se encuentra en el Bierzo y en los montes Aquilanos mientras los que están en proyecto ocuparían justo la otra vertiente de la comarca berciana, la que conecta con Galicia. Ernesto Díaz recuerda que hay que tener muy presente que los parques no se limitan a los aerogeneradores sino que llevan incorporada una destrucción medioambiental que integran las pistas necesarias para llegar hasta ellos, los enganches y las fuentes de evacuación. «El Bierzo quedará rodeado de infraestructuras eólicas», lamenta, así como La Cepeda y Omaña.

                      DR13P2F12-18-11-17-0.jpg
Panorámica desde el Alto de Fombasallá
 

La responsabilidad no la coloca tan sólo en la Junta de Castilla y León, sino que apunta también al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Democrático, departamento dirigido por Teresa Ribera. «Estamos a punto de iniciar una demanda en el Supremo contra el PNIEC y sus defectos de tramitación», subraya y denuncia que los expedientes que de manera sucesiva han sido enviados al Alto Tribunal desde el Consejo de Ministros han estado incompletos. «En una medida insólita, el Tribunal Supremo ha concedido una tercera ampliación de expediente, advirtiendo de sanciones económicas al Gobierno en el caso de que no envíen la documentación de manera completa y correcta», dice.

En toda la Cordillera Cantábrica

Pero la Cordillera Cantábrica no tiene fronteras. Es un ecosistema único y, por lo tanto, la amputación de uno de sus miembros afectará al resto. En la actualidad más de seis mil aerogeneradores se extienden por toda la cornisa del Norte desde Galicia hasta Euskadi. Además, según el nuevo Plan de Energía se prevé triplicar esta cifra para 2030, lo que supondría un enorme impacto sobre los ecosistemas y paisajes. Por ello, desde la Plataforma de la Defensa de la Cordillera Cantábrica advierten de que el impacto —si se llega a completar este mapa de aspas— sería «catastrófico». «No discutimos la necesidad de abordar una transición energética con renovables pero ésta debe hacerse cuidando la biodiversidad y el paisaje; apostemos por los usos y valores que atesoran estas áreas de montaña únicas», aseguran desde la asociación.

El Bierzo será el estercolero energético de Europa
Comentarios