viernes. 03.02.2023
El 2 de diciembre del 2002, a las puertas del año que ahora termina, el Rey Juan Carlos visitó la zona afectada por el fuel del Prestige en un recorrido que lo llevó a Muxía, primero, y más tarde a Laxe. En Muxía, el pueblo más afectado por el vertido, el monarca pidió solidaridad y aseguró que era el momento de «arrimar el hombro». Rememorando a los clásicos, hizo suyo el texto de Lope: «Fuenteovejuna, todos a una», expresión que repetiría más tarde en Laxe. El trayecto muxián del Rey acabó en la lonja, donde se reunió con las autoridades locales y representantes de las cofradías. De fondo quedaron los gritos de «Viva el Rey» y «Políticos incompetentes, dimisión».

El Rey pide «arrimar el hombro»
Comentarios