domingo 1/8/21
Prevenir es curar

Hacia ‘zero’ infecciones

La Unidad de Calidad Asistencial del Caule promueve varios programas en UCI y quirófanos para reducir bactericimias e implantar prácticas seguras en quirófanos
La verificación de procesos en el ámbito hospitalario reduce las infecciones. COMUNIDAD DE MADRID

Uno de los frentes de la calidad asistencial en el Hospital de León es la reducción de bacterimias e infecciones. El Servicio de Calidad del Caule desarrolla varios programas Zero con la colaboración e implicación de los servicios asistenciales correspondientes.

Esta estrategia de prevención «persigue promover y fortalecer la cultura de la seguridad en el trabajo diario de la UCI y tienen como objetivo común disminuir las infecciones en los pacientes ingresados en la UCI: bacteriemias, neumonías, infecciones de orina y otras», explica Marta Eva González Pérez, coordinadora de Calidad y médica del Servicio de Medicina Preventiva.

La implantación de los proyectos Zero en el Caule —Bacterimia Zero, Neumonía Zero, Resistencia Zero e Infección de Origen Zero— ha reducido la incidencia bactericimias entre un 50%, en el caso de las asociadas a catéter venoso central, y un 70%, en las neumonías asociadas a ventilación mecánica en la UCI.

Se aplican los listados de la OMS de verificación de la seguridad quirúrgica

En el ámbito de quirófanos desde 2018 se lleva a cabo el programa de Prácticas Seguras en el Ámbito Quirúrgico Infección Quirúrgica Zero para reducir las infecciones. Actualmente se aplica en cirugía cardiaca, de colon, prótesis de cadera y de rodilla. Según el estudio Eneas (Estudio Nacional de efectos adversos ligados a la hospitalización) los eventos adversos asociados a procedimientos constituyen la tercera causa de eventos prevenibles en el ámbito hospitalario.

En los últimos años, señala la doctora González, «el abordaje de estos incidentes ha sido realizado a través de la incorporación de nuevas herramientas como los listados de verificación de la seguridad quirúrgica de la OMS que han demostrado su eficacia al disminuir en un 36% la tasa de complicaciones quirúrgicas».

Este proyecto consiste en la aplicación de un paquete de medidas, y tiene como objetivo principal disminuir las infecciones en los pacientes que son intervenidos quirúrgicamente. La prevención de estas infecciones «es realmente factible y hay consenso generalizado en que podría prevenirse hasta un 60% de las infecciones quirúrgicas que actualmente sufren los enfermos», apunta.

Evitar riesgos a los pacientes

Otras acciones para evitar riesgos y complicaciones hospitalarias se realizan desde la Unidad de Gestión de Riesgos. El Hospital de León cuenta, desde el año 2012, con este departamento que se encarga de establecer barreras y gestionar las propuestas de mejora para evitar que se produzcan daños en los pacientes.

El proyecto Sisnot (Sistema de notificación de incidentes sin daños) tiene como objetivo es buscar los factores que contribuyen a ocasionar problemas de seguridad y poner en marcha mejoras para evitar que se produzcan incidentes.

Por último está implantado el Proyecto No Hacer cuyo lema es «Si no es necesario, puede hacer daño».

Hacia ‘zero’ infecciones
Comentarios