lunes. 28.11.2022

Apenas tenía 37 años cuando comenzó a levantar de la nada y con sus propias manos la catedral de Mejorada del Campo, la ambiciosa obra a la que dedicó el grueso de su vida. Sesenta años después, tras invertir casi a diario su dinero, sudor y esfuerzo en el sinuoso e imperfecto templo, el agricultor y albañil Justo Gallego ha fallecido a los 96 años de edad. Una tuberculosis tuvo la culpa de tamaña gesta a 20 kilómetros de Madrid. | i. cortés

Adiós al artesano de las catedrales
Comentarios