sábado. 03.12.2022
DEMOGRAFÍA

En cuatro de cada diez hogares de León vivirá sólo una persona en 2037

León perderá 35.322 residentes, la que más en cifras absolutas, y ganan Ávila y Segovia
DEMOGRAFIA

Menos hogares y con menos miembros. León perderá 2,318 hogares en quince años (de los 200.756 actuales a los 196.438 en 2037) y en casi cuatro de cada diez, en el 37,4%, vivirá solo una persona, un 5% más ahora. La media de personas que vivirán en cada hogar será de 2,05 personas, cuando actualmente es de 2,20. Así lo anticipa el Instituto Nacional de Estadística (INE) en las proyecciones de población hasta el año 2037. El estudio anticipa que la provincia perderá 35.322 habitantes en los próximos quince años, aunque aumentará su población extranjera. La provincia llegará a 2037 con 416.896 personas residentes.

León es la provincia que más población pierde en toda la Comunidad en cifras absolutas. Le siguen Zamora, que se dejará 23.344 habitantes, Salamanca, con 18.699 menos, Palencia, con un descenso de 12.812 residentes y Valladolid, con 11.634 menos. Soria perderá en estos quince años 3.292 residentes y Burgos 3.158. Las dos únicas provincias que, según el INE, ganarán población son Segovia, que sumará 4.296, y Ávila, con 499 más.

Residentes

León llegará al año 2037 con 416.896 personas residentes, de las que el 14% serán extranjeras

El INE prevé, si no cambian las circunstancias actuales, que en la provincia de León vivan 59.758 personas nacidas en el extranjero, que representarán al 14,3% de la población. El 1 de enero de este año residían en León 38.740, 21.017 menos de los que se prevé que vivan en 2037.

Tampoco es ninguna sorpresa el dato de los nacimientos. Dentro de quince años nacerán 161 bebés menos que este año. En 2037 habrá 2066 nacimientos mientras que 2022 los alumbramientos asciendes a 2.227. Menos criaturas de madres cada vez con más edad. La edad media en la que las leonesas tendrán su primer hijo dentro de quince años será los 32,8 años, un poco antes que ahora, que es a los 33,2.

Sin embargo, las previsiones del INE también frenan el número de defunciones. Mientras que en 2022 morirán 6.425 personas, en 2037 los decesos anuales bajarán a 5.977.

Castilla y León

Castilla y León ganará 19.156 hogares entre el 2022 y el 2037, hasta los 1.045.400, el 1,9% de incremento, con el segundo peor dato tras Asturias, ligado a un aumento de la soledad, ya que las familias unipersonales crecerán del 31,3 al 35,5% en esos quince años, y supondrán 371.611 de los hogares de la Comunidad, 50.657 más que actualmente.

Las proyecciones de población prevén que Castilla y León tendría dentro de 15 años 2.279.851 habitantes, el 4,1% menos que ahora, lo que significa que tendría 96.888 pobladores menos, equivalente de manera sobrada a que desaparezca toda la provincia de Soria.

Más en España

España ganaría más de cuatro millones de habitantes en los próximos 15 años (51,67 millones en 2037) y más de cinco millones hasta 2072 (hasta llegar a los 52,9 millones de habitantes) si se mantienen las tendencias demográficas actuales. Estas cifras son resultado del progresivo e ininterrumpido aumento de las defunciones, siempre superior al número de nacimientos, lo que daría lugar a un saldo vegetativo negativo durante todo el periodo proyectado.

No obstante, este saldo vegetativo negativo sería superado por el saldo migratorio positivo, lo que provocaría un aumento de población durante todos los años del periodo proyectado.

El aumento de población se debería, por tanto, exclusivamente, a la migración internacional, lo que produciría que la población nacida en España disminuiría paulatinamente y pasaría de significar el 84,5% del total actual, al 63,5% dentro de 50 años.

En el caso del número de nacimientos, comenzaría a aumentar en 2023 y seguiría creciendo hasta 2041. Entre 2022 y 2036 nacerían en torno a 5,5 millones de niños, un 14,2% menos que en los 15 años previos. No obstante, a partir de 2058 los nacimientos podrían comenzar a aumentar de nuevo, debido a la llegada a las edades de mayor fecundidad de generaciones cada vez más numerosas.

La proyección muestra también el proceso de envejecimiento de la población residente en España. De mantenerse la tendencia demográfica actual, el grupo de edad más numeroso a 1 de enero de 2022 —que son los nacidos en los años 1981-1972 (es decir, las personas entre 40 y 49 años)— lo seguiría siendo en 2037 (con edades entre 55 y 64 años).

En los últimos años de la proyección se daría un cierto rejuvenecimiento poblacional conforme se vayan extinguiendo las generaciones de nacidos en los años 70 del siglo XX, de mayor fecundidad. Así, los grupos más numerosos a 1 de enero de 2072 serían los nacidos entre 2002 y 2011, cuyas edades estarían entre los 60 y 69 años.

La población entre 20 y 64 años, que actualmente supone el 60,7% del total, pasaría a representar el 53,1% en 2052.

En cuatro de cada diez hogares de León vivirá sólo una persona en 2037
Comentarios