martes 24.09.2019

A Compostela sin tramos negros

Por un Camino de Santiago accesible y, en la medida que la orografía lo permita, sin barreras. Los representantes de Cocemfe reivindicaron ayer a las instituciones ayuda para ‘democratizar’ la Ruta Jacobea..
A Compostela sin tramos negros

cristina fanjul | león

Tramos con demasiadas piedras, con aceras sin rebajar, subidas con cuestas imposibles, hoteles y restaurantes sin adaptar, tramos excesivamente largos de carretera... La Ruta Jacobea sigue en muchos aspectos de espaldas a las personas discapacitadas. La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) reivindicó ayer una Ruta Jacobea más accesible y adaptada para las personas con movilidad reducida en un acto que atravesó uno de los tramos de la Ruta —desde Puente Castro a la Catedral— y contó con la presencia del alcalde y la subdelegada del Gobierno. El presidente de Cocemfe, José Antonio Fierro, destacó que la celebración que una de las razones para poner en marcha este proyecto es reivindicar las mejoras necesarias en el Camino para que las personas con movilidad reducida puedan realizarla. «Lo ideal sería universalizar toda la Ruta, aunque sí se podrían adecuar tramos adaptados que eviten que las personas en silla de ruedas lo hagan por los arcenes de las carreteras o que no se puedan realizar muchos tramos por ser intransitables con una silla», ha reivindicado Fierro. También el alcalde, Antonio Silván, recordó la importancia de concienciar y sensibilizar de las necesidades que tiene el Camino para que sea de uso universal. El regidor recuerda también la obligación de las distintas administraciones para ofrecer salida a los problemas de movilidad y accesibilidad que presenta el Camino.

Caminos intransitables

Y es que, según la propia confederación defiende en la guía de oportunidades económicas y de empleo en torno al Camino de Santiago Francés presentada ayer, existen numerosos puntos ‘negros’ que deberían sufrir una adaptación para las personas discapacitadas. El tramo desde Calzadilla a Sahagún es una etapa compicada para las personas con problemas de movilidad debido a la obligatoriedad de cruzar la calzada de manera casi permanente. Además, los técnicos de Cocemfe que han participado en esta guía, patrocinada por la Once, lamentan que uno de los mayores problemas que presenta el Camino de Santiago es la escasez de alojamiento adaptado. Así, en el Burgo Ranero, ninguna de las opciones es accesible puesto que la mayor parte de los locales tienen las habitaciones en la planta superior y ninguno cuenta con ascensor. «Los albergues que tienen habilitado un espacio en la planta baja, no tienen adaptado ni los aseos ni las duchas», destacan en la guía.

El peligro de uno de los tramos del Camino en la etapa entre León y Villadangos del Páramo ha llevado a la confederación a recomendar a los asociados que la supriman de sus planes «ya que la mayor parte de la senda va por carretera y resulta bastante peligroso», explica. Asimismo, destacan.

El libro precisa que uno de los momentos más cómodos de la ruta en la provincia es la que va de Villadangos a Hospital de Órbigo, mientras que explican que una de las más difíciles es la de Rabanl del Camino al Acebo debido a la orografía y a la calidad del firme.

La guía muestra los caminos que resultan intransitables para una silla de ruedas. Es el caso del camino desde Camponaraya hasta el final de la etapa de Villafranca del Bierzo. «Transcurre casi en su totalidad por caminos de tierra que no son aptos para que circule una silla de ruedas. Además, el tramo final desde Pieros presenta continuos repechos que, aunque no son muy duros, sí que dificultan la marcha», inciden. Asimismo, subrayan la que a su juicio es una señalización inconveniente a la salida de Ponferrada y que, creen, «no costaría mucho solucionar».

A Compostela sin tramos negros