sábado. 13.08.2022

Aproximadamente el 90% de los casos de bullying que se registran en los centros escolares son sufridos por alumnos que padecen TEA. Ante esta realidad, los familiares y afectados ponen de manifiesto la necesidad de adaptar los planes de convivencia ya existentes en los colegios para que contemplen medidas específicas en casos de alumnos con autismo.

Además, según explica Ana López, es necesario que los propios docentes cuenten con las herramientas necesarias para detectar y gestionar los conflictos entre alumnos teniendo en cuenta las diferencias en cuanto a comunicación y socialización que pueden presentar los alumnos con autismo y actuar conforme a ellas.

El estigma produce acoso
Comentarios