lunes. 08.08.2022

Sanidad notifica 545 fallecidos en los tres últimos días y más de 3.000 desde el inicio de la nueva embestida del virus, a principios de junio. Los epidemiólogos están comprobando, una vez más, cómo se cumple una regla básica de la pandemia: un aumento de la incidencia y de los contagios por covid-19 se traduce dos o tres semanas después en un incremento de las hospitalizaciones y en otras dos o tres semanas, en una subida de los fallecimientos. Así, ahora se está produciendo la paradójica situación de que la curva de la covid-19 en España está mejorando, pero las consecuencias del crecimiento de las infecciones registrado desde mitad de junio está repercutiendo en el número de fallecimientos, que se ha disparado en las últimas actualizaciones del Ministerio de Sanidad.

Según los datos del departamento de Carolina Darias, desde el martes hasta el viernes se notificó la cifra más alta de fallecimientos desde que Sanidad comenzó a efectuar dos informes por semana, el 29 de marzo. Además, desde que empezó la última ola del virus, el pasado 7 de junio, el ministerio ha contabilizado 3.273 fallecidos. De esta manera, julio de 2022 se perfila como el mes con más muertes desde febrero, cuando se alcanzaron los 4.517 óbitos. Posteriormente, en marzo, abril, mayo y junio, la media de fallecidos mensual ha permanecido en el entorno de los 2.000. En datos globales, la covid-19 ha dejado 110.187 decesos desde marzo del 2020, según las estadísticas oficiales.

Tras el Consejo Interterritorial celebrado el miércoles, Darias anunció que Sanidad diferenciará a los hospitalizados ‘por covid’ de los ingresados ‘con covid’, lo que depurará también los registros de muertes. Mientras tanto, el resto de los indicadores de la pandemia apuntan hacia un horizonte más optimista. La incidencia acumulada en los mayores de 60 años, la única que se mide en la ‘gripalización’, se situó ayer en los 858,24 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, 160 menos que el martes y 367 menos que el 12 de julio, cuando se alcanzó el pico de la séptima ola con 1.225 casos. La incidencia cae en toda España salvo en Navarra, donde los contagios aumentan muy notablemente tras las fiestas de San Fermín.

En general, el descenso de las infecciones está representando también un alivio en la situación hospitalaria. Los pacientes covid suponen el 8,74% de las camas totales, casi un punto menos que el martes y ya bastante por debajo del 10% que marca la barrera entre el ‘riesgo medio’ y el ‘riesgo alto’ en el ‘semáforo covid’ de Sanidad. La reducción también se advierte en los cuidados intensivos, donde los enfermos de coronavirus son ahora el 5,91% del total de los ingresados, frente al 6,30% de hace tres días. En España están hospitalizadas por covid 10.489 personas, de las que 513 se encuentran en las UCI.

Julio se sitúa como el mes con más muertes por covid-19 desde febrero
Comentarios