jueves 6/8/20

Menores de 65 años y sin patologías, el perfil para el voluntariado del Hospital

La coordinadora del voluntariado del Hospital. Bárbara Mesonero Guerra, es la primera en incorporarse al Hospital de León. Después de tres meses de parón del voluntariado, vuelve para coordinar la incorporación escalonada del personal que trabaja habitualmente en este proyecto. Pero ahora el número de personas voluntarias que podrán acceder al hospital tendrá unos límites de edad por las normas de seguridad establecidas para evitar contagios. El programa de voluntariado en el Hospital se organiza con ocho personas frente a las 23 habituales antes de la pandemia. Tendrán que ser menores de 65 años y sin enfermedades previas. «La idea es hacer una desescalada coordinada con el gerente del Hospital de León. Ahora me incorporo yo y depende de cómo evoluciones la pandemia iremos incorporando a los voluntarios uno a uno cada semana, todos con las medidas de seguridad con mascarillas y guantes».

El programa no ha dejado de trabajar durante la pandemia de forma telemática y ahora retoma la actividad presencial con las primeras prótesis de mama para mujeres operadas de cáncer. «Las mejores con cáncer de mama se han operado estos meses en la clínica San Francisco y después las derivaban a este programa vía telefónica gracias a un acuerdo con una ortopeda y se han atendido a una veintena de mujeres». Aunque los quirófanos del Hospital se cerraron para patologías que o fueran coronavirus, los casos urgentes y los cánceres se han operado en las clínicas privadas y concertadas, que han estado al servicio de la Consejería de Sanidad durante el confinamiento.

Ahora el Hospital de León recupera la actividad. «Ya han empezado a operar aquí otra vez y lo siguiente que espero poder hacer es ir a las habitaciones, como antes de que todo cambiara. Pero, de momento, hay que esperar».

El voluntariado del Hospital es una parte importante del trabajo de la Asociación Contra el Cáncer con los pacientes y sus familias. La ayuda y el apoyo de los que ya han pasado por la enfermedad es uno de los mayores alicientes para las personas que están en el proceso de curación con tratamientos agresivos.

Menores de 65 años y sin patologías, el perfil para el voluntariado del Hospital
Comentarios