sábado. 28.01.2023

Ana María Domínguez Berrot sigue al frente de la coordinación de trasplantes tras hacerse cargo el año pasado de la jefatura de servicio de la UCI, tras la jubilación de su antecesor Demetrio Carriedo. «Me gusta muchísimo y quiero seguir aunque es verdad que la jefatura de servicio da mucho trabajo», precisa.

Tras una dura pandemia en la que la UCI se vio desbordada y ha tenido que ‘extenderse’ a otros servicios con camas que no cumplen los criterios estándar de cuidados críticos, el covid ya es residual y las medidas de protección son de mascarillas FP2 o FP3 sin necesidad de usar equipos de protección integral (epi).

Lo que preocupa a Domínguez Berrot ya no es el covid, sino el hecho de que «tenemos una UCI infradotada con respecto a todos los hospitales de la Comunidad». Después de tres años de reclamaciones, nada saben del proyecto anunciado por la Consejería de Sanidad para ampliar la UCI de León. «Si hay un plan ningún responsable de la Junta se ha puesto en contacto conmigo para conocer las necesidades ni para conocer la UCI, salvo el gerente del hospital», subraya.

La jefa de este servicio en el Caule señala que «llevamos meses ocupando camas que no son de UCI y nuestra situación de precariedad es alarmante. No se parecen ni por asomo a ninguna UCI de España que se llame así, aunque atendemos a pacientes tan graves en ellas como en la UCI», precisa.

Todas las UCI de la Comunidad, excepto de la de Burgos que es un nuevo hospital, han sido ampliadas en los últimos tiempos e incluso durante la pandemia, como fue el caso del Hospital El Bierzo. La de León ha quedado en espera con 16 camas reales de UCI —las que tiene desde 2004— para una población de 340.000 habitantes en el área de León más el norte de la provincia de Zamora y los pacientes que se derivan del hospital ponferradino.

Los hospitales de Valladolid tienen 43 camas para una población de medio millón de habitantes, de las cuales 27 están en el Hospital Río Hortega; Burgos tiene 27 camas UCI para 355.000 habitantes; Salamanca, 28 camas para 332.000 habitantes; Palencia 15 para 160.000; El Bierzo 14 para 120.000. «El proyecto debe estar al fondo de un cajón y aquí no se ha movido ningún ladrillo», recalca. Berrot, que está al frente de un equipo de 10 especialistas de medicina intensivistas, 45 profesionales de enfermería, 24 auxiliares y tres celadores, destaca que solo la entrega del personal hace posible una atención de calidad a los pacientes en circunstancias adversas. «Lo que no podemos es luchar contra la falta de dotación de infraestructuras», recalca.

Ana M. Domínguez Berrot es leonesa, estudió Medicina en la Universidad de Oviedo, hizo el MIR en León y tras trabajar en Galicia y Palencia ingresó por oposición en el Hospital de León, Se doctoró en la Universidad de Valladolid y es coordinadora de trasplantes desde 2007.

«Nuestra situación de precariedad en la UCI de León es alarmante»
Comentarios