miércoles 28/10/20
Nueva normativa

La recomendación de evitar reuniones de más de 10 personas se extiende a toda la Comunidad

Consejo de Gobierno
El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado. EFE / NACHO GALLEGO

La recomendación de evitar reuniones de más de 10 personas que venía haciendo la Junta de Castilla y León para zonas de salud en las que hubiera más de 5 casos de covid por cada 10.000 habitantes en la última semana se extiende a todo el territorio de la Comunidad a partir del lunes a las 00,00 horas, como parte de la nueva normativa que regirá tras acordarlo así el Gobierno y las comunidades autónomas.

El Ejecutivo autonómico ha celebrado este sábado un Consejo de Gobierno extraordinario y telemático para aprobar el Acuerdo 43/2020 de publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León de las medidas que fueron incluidas en la Orden del Ministerio de Sanidad y que fue consensuada con los gobiernos autonómicos, entre las que destacan el cierre del ocio nocturno a la una de la madrugada y las limitaciones sobre el consumo de tabaco si no se puede asegurar la distancia de seguridad de 1,5 metros entre personas.

En un comunicado, la Junta ha detallado que en esta publicación se incluyen además las recomendaciones generales de limitar los encuentros con personas ajenas al grupo de convivencia estable y que los encuentros sociales se limiten a un máximo de diez personas, algo esto último que en Castilla y León sólo se recomendaba en poblaciones afectadas por un nivel medio de contagios.

De hecho, este fin de semana las zonas básicas de salud que estaban afectadas por esta recomendación sobre las reuniones se han estabilizado en el entorno de las 80, con algunas áreas de las capitales de Salamanca, Burgos, Valladolid, Soria, Zamora y Palencia entre las incluidas, pero con esta publicación de la norma se extiende a todas las poblaciones de la Comunidad.

Para hablar de estas y otras medidas acordadas en el marco del Consejo Interterritorial de Salud del viernes, la Junta ha confirmado que será el martes cuando el presidente del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, se reúna con representantes de los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de la Comunidad, lo que incluye a todas las capitales de provincia y también a municipios que se han visto afectados por confinamientos ordenados por la Junta como Miranda de Ebro -en marzo- y Aranda de Duero -aún en esa situación y con la referencia del martes precisamente para abandonarla-.

La vigencia de este acuerdo en Castilla y León, según detalla la Junta en su comunicado, existirá hasta que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, apruebe la finalización de la misma, previo acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud y con audiencia de todas las comunidades y ciudades autónomas.

Este texto, que será publicado mañana en el Boletín Oficial de Castilla y León, deja sin efecto todas las medidas que estaban vigentes en la Comunidad y que sean contrarias a estas nuevas directrices, ante el "componente de transmisión comunitario que no puede, en muchas ocasiones, vincularse a brotes epidémicos", detalla el comunicado, aunque la Junta ha sostenido en los últimos días que esa circunstancia no concurre en ningún punto de la Comunidad actualmente -más allá del episodio de Aranda de Duero que está en vía de solución-.

Entre las medidas incluidas en esta normativa, que fue anunciada ayer por el ministro de Sanidad, además del cierre del ocio nocturno y de las limitaciones al consumo de tabaco u otras fórmulas como las cachimbas o las pipas de agua, incluye otras restricciones para los sectores de la hostelería, especialmente sobre la distancia de seguridad de 1,5 metros entre las mesas habititadas.

En el caso de los considerados eventos y actividades multitudinarias, la normativa plantea que "se deberá realizar una evaluación del riesgo por parte de la autoridad sanitaria conforme a lo previsto en el documento ‘Recomendaciones para eventos y actividades multitudinarias en el contexto de nueva normalidad por la Covid-19 en España’, acordado en la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud".

En función de esta evaluación, cada evento de estas características deberá contar con la "autorización expresa de la autoridad competente para la celebración del evento o actividad".

Sobre los centros sociosanitarios de carácter residencial, recuerda la Junta que lo acordado es que "deberán realizar pruebas PCR a todos los nuevos ingresos con 72 horas de antelación como máximo" y "también se realizará a los empleados que regresen de permisos y vacaciones, y a los nuevos trabajadores que se incorporen".

Las visitas a las residencias quedan limitadas a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día, con una programación que permita el escalonamiento entre las visitas, aunque se permiten excepciones para familias cuyo familiar esté a punto de fallecer.

Igualmente, se limitará "al máximo" las salidas de los residentes en centros sociosanitarios y recomiendan hacer "periódicamente" pruebas PCR a los trabajadores de centros socio-sanitarios que estén en contacto directo con residentes.

La recomendación de evitar reuniones de más de 10 personas se extiende a toda la Comunidad
Comentarios