jueves 6/5/21
Restricciones de la Junta

León, dos semanas sin entrar en los bares

Con 159,6 casos por 100.000 habitantes la capital leonesa afronta hoy el cierre del interior de la hostelería y casas de apuestas por dos semanas. La Junta decidió ayer la medida.
Uno de los últimos servicios en el interior de los bares leoneses ayer por la tarde. MARCIANO PÉREZ

León capital y Valverde de la Virgen cierran hoy el interior de los bares y casas de apuestas por dos semanas tras superar su incidencia acumulada los 150 casos por 100.000 habitantes. Con 159,6 casos por 100.000 habitantes en la capital y 189,7 en Valverde de la Virgen se suman a los municipios de San Andrés del Rabanedo (160,3), Villablino (805) y Bembibre (174) que continúan con la medida restrictiva. Un total de 31 municipios están con medidas restrictivas en la Comunidad. Ayer salieron, además de Ponferrada, Valladolid, Salamanca y otros cinco.

La capital leonesa, pese a tener cero casos en la jornada del 2 de mayo, lo que supuso que bajara de 170 a 158,8 casos el domingo, ayer arrojó una incidencia acumulada a 14 días de 159,6 casos por 100.000 habitantes, según anunció la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Extraordinario.

«La han cogido con los bares y no ven otra cosa», comentaban los clientes de un bar en La Virgen del Camino ayer por la mañana poco antes del anuncio de la medida restrictiva. La consejera de Sanidad señaló que Castilla y León ha aplicado «menos restricciones» que otras comunidades autónomas. «No se ha cerrado el comercio, las peluquerías, los colegios ni se ha limitado la actividad profesional no esencial», subrayó.

La consejera señaló que las medidas de cierre interior de bares se podrán prorrogar más allá del 9 de mayo, cuando decae el estado de alarma, porque mantendrá el semáforo que establece los niveles de riesgo y permite el cierre del interior de la hostelería y casas de apuesta a partir de los 150 casos por 100.000 habitantes.

Casado se remitió a las medidas que adopte el Consejo de Gobierno este jueves en función de los informes que realizan los servicios jurídicos de la Junta. La consejera insistió en que Castilla y León, como ha defendido de manera reiterada el País Vasco, es favorable a una prórrroga del estado de alarma. También reclamó una ley de pandemias y una nueva de salud pública que permita a las autonomías» contener la pandemia con medidas eficaces. El toque de queda y los cierres perimetrales, al igual que todas las medidas que afecten a la movilidad, solo son posibles en el marco jurídico del estado de alarma, recalcó. Sin decreto de estado de alarma «cualquier cosa que esté relacionada con los movimientos tendrá que pasar por un tribunal», advirtió.

Ha reconocido su preocupación porque a partir del 9 de mayo, con el levantamiento del toque de queda y el fin del cierre perimetral puedan aumentar los botellones y fiestas, por lo que ha insistido tanto a las fuerzas del orden como a los municipios en que extremen la vigilancia.

dl4p34g1
Clic sobre la imagen para ampliar

León, dos semanas sin entrar en los bares