miércoles. 29.06.2022

Armados con las memorias reconstruidas y la esperanza de encontrarlos las familias hicieron revivir a los paseados ayer en Villadangos. Y volvieron a preguntarse por qué. «El único delito que cometió mi abuelo Jesús Luengo fue ser pescador y enseñar las a la gente humilde, trabajadores y mujeres jóvenes, en el local de baile que tenía su padre», comentaba Jesús Germán Luengo. Su abuelo, vecino de Valencia de Don Juan, era pescador en el río Esla, un oficio que había aprendido de su padre y que desempeñaba en una barca. En marzo de 1936 fue nombrado por el gobernador civil como parte de la gestora del Ayuntamiento de Valencia de Don Juan.

«Ser pescador y enseñar fue el ‘delito’ de mi abuelo Jesús»
Comentarios