domingo 24/10/21
Crisis por el coronavirus

Las UCI, el cuello de botella que impide desescalar más deprisa

Casado descarta cribados poblacionales y selectivos: «Se gastan recursos para nada»
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante la rueda de prensa de ayer. NACHO GALLEGO

Aunque los datos de incidencia acumulada a dos y una semana siguen bajando en Castilla y León, y ayer eran del 93,87 y 251 por 100.000 habitantes, el sentimiento de normalidad de la calle no se comparece con el «drama» de las UCI con 234 pacientes covid en estos momentos, un «cuello de botella» que frena pasar a un menor nivel de riesgo y avanzar en la desescalada. Así lo planteó ese martes en rueda de prensa la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en su análisis de la evolución de la pandemia.

La consejera afirmó que la curva de contagios está llegando a una «zona de valle» y que quiere evitar pensar en una cuarta ola puesto que confía en que habrá vacunas suficientes.

Variante sudafricana

Castilla y León ha detectado y aislado a dos personas contagiadas con la variante sudafricana de la pandemia procedentes de Tanzania, que presentan una sintomatología leve de la covid tras desarrollar en el país africano labores humanitarias y ha cuarentenado a cuatro contactos de estos positivos. Estas personas se encuentran en cuarentena y se les repetirá la prueba en los próximos días.

Cepa sudafricana

Castilla y León detecta y aísla a dos personas contagiadas con la variante sudafricana

Aunque no precisó cuántos casos en total en España podrían estar relacionados con los integrantes de esta ONG que opera en Tanzania, la titular de Sanidad explicó que fue este fin de semana cuando saltó la alerta de «positivos entre una serie de personas que venían de Tanzania», por lo que se inició desde ese momento el rastreo de los contactos y el aislamiento de los positivos, dos en el caso de Castilla y León.

La consejera señaló que la Junta descarta realizar cribados poblacionales porque ha sido «desestimados por todos los expertos» y porque «se gastan muchos recursos para nada», así como los selectivos por registrar «cero casos», mientras que considera los asistenciales un «elemento fundamental».

Recordó que existen cuatro tipos de cribados: asistenciales, selectivos, oportunistas y poblacionales, descartando, de entre ellos, estos últimos acorde a la opinión de los expertos.

Señaló que los cribados selectivos realizados en zonas con incidencia acumulada alta se han dejado de hacer porque «todos daban cero casos». «Se gastan recursos para nada», dijo. «Ya no se necesita hacer cribados selectivos, porque con el rastreo ya se detectan», explicó, aunque «esto no quiere decir que se abandone la estrategia».

Las UCI, el cuello de botella que impide desescalar más deprisa