jueves 24/6/21

Viviendas adaptadas, prioridad europea

El arquitecto leonés Hugo Olle cree que la «pandemia ha cambiado la forma en que miramos a las personas mayores». El impacto del virus en las residencias de mayores ha hecho repensar estos espacios.

Su trabajo en el ámbito de las reformas de viviendas, en la empresa Creadeco, ya le había familiarizado con la demanda y necesidades de las personas mayores que «prefieren vivir en su casa y pueden pagarse una reforma». Pero esta es una opción que no está al alcance de todo el mundo, precisa el arquitecto. Las administraciones tienen una oportunidad para promover viviendas adaptadas a la vejez a través del dinero que llegará de fondos europeos, estima Olle.

«Parte del dinero de Europa estará destinado a eficiencia energética y adaptación de viviendas», señala. Cuando se lo pueden permitir, lo que más demandan las personas mayores que viven en casa buscan accesibilidad, platos de ducha y baños adaptados, puertas más anchas. La normativa exige que los portales carezcan de barreras arquitectónicas. A nivel residencial se buscan espacios que no obliguen a las personas mayores a levantarse a las ocho todas a la vez, si no es su plan de vida, tal y como están organizadas las residencias en la actualidad.

Entre los sectores de población más joven una de las tendencias de reformas de viviendas es abrir las cocinas a los salones para crear un espacio común.

Viviendas adaptadas, prioridad europea
Comentarios