domingo. 07.08.2022

Casi 40 años de trabajo y dedicación han convertido al Centro Cinegético de Valsemana en un referente en investigación de determinados grupos animales no sólo en España, sino a nivel europeo. Una experiencia que se pretende aprovechar ahora con una de las especies más amenazadas de la fauna local, el urogallo cantábrico. Antes el centro experimental ha desarrollado proyectos de cría de perdiz pardilla y mastines, y desde el inicio se ha volcado especialmente en la reproducción en semicautividad de corzos. Garantizar la reserva de animales sanos para repoblar distintas zonas en todo el país y abastecer las reservas de caza fueron sus objetivos iniciales, pero los expertos que trabajan en este proyecto cinegético llevan ya más de 15 años investigando también las características científicas de una especie que, quizá por abundante en todo el país, no había despertado la curiosidad de la comunidad investigadora.

La experiencia de este centro cinegético, que ofrece también al visitante un museo y centro de interpretación que recoge multitud de curiosidades e información sobre el mundo de la caza y las especies y es único en Europa, merece ser puesta en valor. El proyecto de cría del urogallo cantábrico viene acompañado de una importante dotación económica; y el resto de las iniciativas que se desarrollan en él requieren también un decidido apoyo institucional.

EDITORIAL | Décadas de esfuerzo y dedicación con recompensa
Comentarios