viernes 3/12/21

Por suerte, estamos ya empezando a recuperar la normalidad, y nos vamos adaptando a las nuevas situaciones que nos plantean los efectos de la pandemia. Sin embargo, formamos parte de una industria que, especialmente, necesita acelerar el paso para volver a funcionar a un buen nivel. El sector de los eventos, en el que España es referente a nivel mundial, vive un momento complicado. La verdadera reactivación pasa por volver a funcionar al nivel previo a las restricciones impuestas hace ya más de un año, y para eso es importante incidir en la presencialidad. Las agencias de organización de eventos estamos dispuestas a asesorar a las instituciones públicas y a seguir ejerciendo nuestra labor de forma responsable. En primer lugar, eso sí, la salud de todos.

Hoy en día, más del 70% de la población de Castilla y León está vacunada con pauta completa. Es una muy buena noticia, que debe servirnos para acelerar los procesos de reactivación de todos los sectores, y alentarnos a seguir actuando con responsabilidad para recuperar los niveles de trabajo previos a la pandemia.

Un buen ejemplo de recuperación de la presencialidad es el inicio de la nueva temporada de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Este año, empieza septiembre con un 47% más de abonados que en 2020. Por supuesto, el Centro Cultural Miguel Delibes, donde se desarrollarán los conciertos, contará con un protocolo de seguridad, adecuando las instalaciones para poder acoger a un 50% de capacidad de la sala. En los conciertos, al igual que en los eventos corporativos en los que trabajamos desde nuestro sector, la presencialidad es un factor clave.

Además, las cifras de las que hablaba demuestran que la población está preparada y predispuesta a actuar con responsabilidad para acelerar el proceso de vuelta a la normalidad.

Otro ejemplo es la aprobación de los cambios de aforo en eventos deportivos en la región: sin límites establecidos para los que se celebren al aire libre y con el 85% de aforo para los que se lleven a cabo en interior. Eso sí, se controlará el riesgo de contagio en las convocatorias deportivas a partir de la organización de accesos, el uso de mascarilla, desinfecciones frecuentes… El cumplimiento de estas medidas reduce las posibilidades de contagios y proporciona la seguridad necesaria que permite reunir a personas de nuevo con seguridad.

Es importante que perdamos el miedo a celebrar eventos, porque es posible hacerlo manteniendo la prudencia y empleando fórmulas que incluyan las medidas sanitarias contra el covid. En ese sentido, las agencias de eventos corporativas se han encontrado durante estos meses (y continúan haciéndolo) con el desafío de reinventarse e idear modelos que cumplan las normativas y sigan ofreciendo a los clientes el mejor de los servicios. Seguir brindando a los asistentes experiencias completas y diferenciales es también primordial.

La celebración de eventos presenciales de marca conlleva muchos beneficios tanto para ellas, que estrechan su relación con el público, como para los profesionales de los distintos sectores, que encuentran en ellos un espacio donde establecer nuevos lazos comerciales. Además, los eventos tienen el efecto de otorgar notoriedad a las ciudades en las que se realizan.

La Pasarela de la Moda de Castilla y León, una de las citas más relevantes de su sector en la comunidad, se celebra este año con un formato fundamentalmente digital. Es cierto que la digitalización ha sido nuestra mayor aliada desde el inicio de la pandemia, porque nos ha permitido seguir llegando al público cuando no existía otra posibilidad. Ahora, sin embargo, debemos apoyarnos en ella para aumentar nuestro alcance, pero no limitarnos. Cuando dejamos totalmente de lado la presencialidad, estamos perdiendo la esencia de los eventos: la parte humana, el componente emocional, las conversaciones de tú a tú, poder compartir el momento y la experiencia, la posibilidad de establecer relaciones personales y profesionales… La experiencia que ofrecen los eventos físicos a los asistentes no se puede reemplazar.

El formato híbrido es una modalidad ideal, porque posibilita una mayor asistencia y, además, permite realizar difusión a posteriori. Pero no podemos perder de vista nuestro objetivo, que es recuperar el escenario en el que trabajábamos antes de marzo de 2019. Ese escenario pasa, necesariamente, por volver a la presencialidad.

No podemos olvidar que el sector de los eventos, concretamente, genera en España 83.000 puestos de trabajo, según un estudio elaborado por Events Industry Council en colaboración con Oxford Economics. España, además, es el 12º país en la lista de los 50 con mayor impacto en la organización de eventos. Son datos que no pueden pasarse por alto, y que evidencian aún más la necesidad de dar pasos reales para avanzar en la recuperación del sector.

Tal y como señalaba, España ha sido tradicionalmente un auténtico referente nacional dentro del sector de eventos. Además, a pesar de que la situación que hemos vivido durante el último año ha sido crítica, los profesionales del sector han demostrado una verdadera capacidad de adaptación y superación a las nuevas circunstancias. Esto ha hecho que las agencias se vuelvan más fuertes, y que hayan incorporado las nuevas herramientas para convertirlas en aliadas de su trabajo. Preparadas para abordar los nuevos retos que se les presenten, y dispuestas a volver a funcionar al nivel al que están acostumbradas. No perdamos tiempo, por miedo, en volver a funcionar a un buen nivel, y menos cuando sabemos que existen fórmulas que nos permiten continuar con nuestra actividad poniendo por delante la seguridad de todos. Sigamos avanzando, con responsabilidad, para volver a situarnos como referente.

Eventos: la necesaria presencialidad
Comentarios