sábado 22/1/22

Editorial | Movilidad eficaz y limpia, objetivo ineludible para toda las ciudades

Hace un cuarto de siglo, la práctica totalidad de las ciudades españolas sufrieron una transformación sin precedentes con la creación de grandes espacios peatonalizados. En sus partes centrales se eliminaron los vehículos —especialmente en los cascos históricos— o, como mínimo, se ampliaron notablemente las aceras. En la provincia esos cambios llegaron a León, Ponferrada, Astorga, Bembibre, La Bañeza... en un proceso que luego fue extendiéndose hacia otras localidades de menor tamaño. El paso del tiempo invita a un nuevo avance, el de la actualización de la movilidad para conjugar la calidad de vida de los ciudadanos con una mayor limpieza del aire al limitar la contaminación. El objetivo es claro y pasa por una mejora del transporte público urbano, una fórmula con una gran eficacia en las grandes urbes pero que sigue ofreciendo un servicio desigual en las pequeñas y medianas ciudades, en las que sólo se hace un uso notable entre quienes viven en las periferias o localidades próximas.

Ayer, León amaneció con las primeros pasos del plan piloto para mejorar sus autobuses. Unas bandas en la zona de Álvaro López Núñez generaron confusión entre los conductores ya que no se había avisado previamente de los trabajos que se realizaron de noche. La explicación llegó tarde. Fruto de la colaboración del Ayuntamiento, de la Junta y del Estado se implantan esas líneas para impulsar una localización más exacta de los buses para dar un servicio más eficaz. Es el primer paso del proyecto global para optimizar la movilidad en la capital.

,Texto

+Texto

GTexto

Editorial | Movilidad eficaz y limpia, objetivo ineludible para toda las ciudades