viernes. 01.07.2022

Editorial | Una solución urgente para la torre de Urdiales del Páramo

El derrumbe repentino de una parte de la torre de la iglesia de Urdiales del Páramo que, afortunadamente, no provocó daños personales, ha sido un aviso que no se puede dejar pasar. Los informes técnicos recabados por el Ayuntamiento y el Obispado de León son contundentes en sus conclusiones. La torre ha colapsado y se encuentra en riesgo inminente de desmoronarse, por lo que recomiendan su demolición urgente. A pesar de que es comprensible que una parte de los vecinos quiera buscar alternativas antes de perder la torre, lo cierto es que no se puede demorar una solución que, de no aplicarse a tiempo, puede tener graves consecuencias. En este caso, la seguridad debe primar por encima de las querencias más aún teniendo en cuenta que la torre, levantada en tapial, revestida en ladrillo y revoco de cemento, no tiene ningún nivel de protección a nivel patrimonial. Los informes que la declaran en ruina consideran que el derribo va a ser una tarea sumamente complicada que va a suponer una intervención muy cautelosa que obligará prácticamente a desmontarla casi manualmente. Es evidente que la prioridad en estos momentos es mantener la seguridad de la estructura mientras se encuentra un desenlace lo más inmediato posible, ya que hay que recordar que las tres viviendas más próximas a la torre están también en peligro en caso de que se derrumbe de forma descontrolada. Como hemos apuntado anteriormente, la operación no es sencilla y será sumamente costosa ya que hay que desplazar una máquina especializada que no se encuentra en la provincia de León. La iglesia y la torre están registradas a nombre de la parroquia de Urdiales del Páramo y tradicionalmente los pequeños arreglos se costean con colectas entre los feligreses. Evidentemente, este no es el caso por lo que urge que las administraciones competentes se pronuncien para sufragar de la manera más ponderada posible la intervención. Se trata de una urgencia manifiesta, por lo que no es aceptable que se demore más la solución por causas económicas.

Editorial | Una solución urgente para la torre de Urdiales del Páramo