miércoles 8/12/21

Fútbol al servicio de la sociedad

La sociedad le ha dado al fútbol lo que es en la actualidad, el deporte rey en multitud de países del mundo. Mueve millones de personas cada semana, es uno de los mayores deportes objeto de estudio sociológico, un movimiento de miles de millones de euros al año, una disciplina practicada por gran cantidad de profesionales, amateur y niños tanto de forma profesional como ociosa; en definitiva la sociedad ha hecho de este deporte algo que hemos oído muchas veces a Jorge Valdano: «El fútbol es la cosa más importante de las menos importantes de la vida».

Es por ello que ahora le toca el turno al mundo del fútbol respondiendo y actuando ante la sociedad de manera responsable. Ante los acontecimientos que estamos viviendo sobre una posible pandemia del coronavirus hay que guiarse por ese sentido de la responsabilidad y acogerse todos al unísono a lo que nos digan las autoridades competentes en la materia y no debe entrar pánico si las competiciones se aplazan en vez de jugar a puerta cerrada. El fútbol se juega para la gente y el fútbol sin espectadores no es fútbol porque de ahí nació su grandeza. Si se retrasan calendarios, finales, europeos o demás no debe dar pánico, salvo que a algunos les importe más los telespectadores que el público de a pie.

El fútbol, como movimiento de masas que es, puede ser una herramienta tan feroz en la propagación del virus como eficaz en la prevención y no debe rasgar las vestiduras en aplazar o incluso suspender competiciones si por ello contribuye a la salud pública. Ante fenómenos tan grandes como este en el que no sólo pone en jaque a la salud sino también a la inteligencia humana, el fútbol debe apartarse a un lado y crear coherencia para que todos y todas sigamos disfrutando de este deporte durante muchos años, aunque nos lo quiten unas jornadas. Por cierto, este fin de semana rescato la bici y algún libro con algo de polvo.

Fútbol al servicio de la sociedad
Comentarios