viernes 14/8/20

Cruces... caras

Mencanta, mencanta, mencanta -así irrumpe nuestro libreoyente, ahora libreparlante-, mencanta ver a una concejala del socialismo andante -en cuyo ideario histórico jamás cupo el ir tan así tras los curas o con galas civiles a sus procesiones, incluso tras exigir ella la laicidad municipal en aquella moción mojadita- lanzando albricias porque el museo diocesano de la Semana Santa -un contenedor sin contenidos sabidos aún (y qué)- le parece un valor en marcha y reclamo para traer gente a la ciudad... un reclamo piadoso en tiempos de fe podrida, vaya... pero tiene sus dudas nuestro insolente libreoyente: esta Semana Santa no tiene nada especial o singular de musear, ni más rareza que Genarín, es vulgar en lo mayor y, además, plagia al sur; al menos Pucela saca a la calle el Museo Nacional de Escultura y Zamora su añeja sobriedad. Pero ¡adelante con los ciriales si no hay faroles!, aunque no olvide la concejala y los promotores de este innecesario museo pagado a riñón doble por las arcas públicas, que por lo mismo que pueda traer a unos, también espantará a todos los que ven anacrónico o delirante adorar y bailar santos de escayola que enaltecen la muerte y la tortura con los redobles tridentinos de la España contraluterana que se comía a Dios por las patas, al hereje por la lengua, al vecino por la bolsa y a las putas por la flor... ¡hasta en vigilia!... viva la carne viva y herida de par en par, Pasión borracha de fe carbonera (¡qué carrete traía el libreoyente!)... y está bien confiar en que vengan de fuera en tropel a este museo -tururú-, porque los oriundos agotarán la curiosidad en quince días; si quieres que un cazurro jamás entre en un sitio, ponle en la fachada Museo... (el libreoyente se puso así al ver en los papeles a una concejala socialista aupando la campaña de la junta mayor de las cofradías que pretende vender simbólicamente a cinco pavos cada uno los 500.000 ladrillos del edificio ese, ilusa ilusión).

Y resumió Romanín: Todo esto son cruces que salen caras... o carísimas, que en Semana Santa solo rigen la Ley de las Chapas... o la lanza de Longinos.

Cruces... caras
Comentarios