domingo 22/5/22

Editorial | Seguridad para los sanitarios

El último incidente ocurrido en el Hospital del Bierzo prueba que tienen razón los sanitarios cuando lanzan alertas sobre el problema que sufren de amenazas e incluso agresiones en el desempeño de su trabajo. Un centro sanitario es un lugar donde los nervios están a ras de piel, pero nada puede justificar que se actúe sin guarda el más absoluto respeto a todas las personas, y de manera especial a quienes se afanan para salvar vidas y para mejorar la salud de los pacientes. Lamentablemente el goteo de episodios graves como este, que sufrió una médica del primer centro asistencial de la comarca, se suceden sin que se encuentre una fórmula para evitarlos. Probablemente todo se debe a la falta de valores y educación que existe en una parte de la sociedad, como se comprueba en las calles cada día. Un asunto en el que la sociedad debería replantarse cuáles son los modelos a los que otorga mayor relevancia.

Editorial | Seguridad para los sanitarios