sábado. 04.02.2023

Vétenles votar

Dicen que si no votas no tienes derecho a quejarte. Me rizan ese argumento por verme quejoso crónico (espero no llegar a llorica manteles): si no votas... En realidad no tienen otra razón para taparle la boca al abstemio de papeleta-papelina, al desengañado, al vago o al que va de ajeno. Y si es por tapar la boca, ese ¡cállate! es algo barato y absurdo, pues el derecho a quejarse no lo confiere jamás el votar a tal o a cual o pascual; en esto están muy equivocados los que exigen nuestro deber con las urnas y afean la pasividad peligrosa del ateo político que no va a misa ese día. Porque lo que sería de aplaudir es que el derecho a quejarse lo tuvieran solamente los que pagan y tributan por el libro sin engañar ni robarle al Estado (¿y quién no lo hace si puede o no le miran?) o atracarle tajadón en los atajos fiscales del salteador, algo muy común en quienes pueden pagarse asesorías finas o auditores gruesos. ¡Cuánta queja odiosa nos quitaríamos de encima si tuvieran que callar desde el Trampas de talleruco al Alí Babá de gran corporación!... ¡y cuán silencioso o calmado se tornaría este país!

 

Y tras perder su derecho a quejarse, al defraudador fiscal (ese ladrón del pan) debería vetársele también su derecho ciudadano al voto mientras ande en delitos o secuelas, toda vez que se empeña en demostrar -¡tantas veces a voces y ufano de su chuleo al común!- que no quiere ser ciudadano, que reniega de esa condición y sus obligaciones (ahí sí cabe el cállate como pena) y porque, a menudo, tanto él como el que exige ir a votar, lo hacen por andar mayormente urgidos de que ganen (o no pierdan) los que amparan su interés, trampeo o aspiración... y totalmente seguros, además, de que en España es altamente improbable que se cumpla lo de «el que la hace, la paga», ya que lo único que gobierna aquí es «el que la paga, la hace»... y Santa María de la Corrupción Bendita, ¡la patrona más venerada y la más romera!... aunque Octavito entendió ramera «por darse también un aire», dijo; y sentenció: «Quien no paga su entrada al circo no vota» (ni al tigre ni al mago ni al payaso).

Vétenles votar
Comentarios