miércoles 20/10/21
Jesús del Ganso. Agricultor

«Había que imponer un máximo de beneficio a los intermediarios»

Jesús del Ganso
Jesús del Ganso. MEDINA

Jesús del Ganso Ugidos es un agricultor de Santa María del Páramo que considera que los márgenes de beneficio que se quedan los intermediarios y las comercializadoras «son totalmente abusivos». Es más, ayer mismo viendo los precios a los que una cadena de supermercados tenía las alubias de la variedad que él mismo produce, se sorprendía. La Blanca Plancheta a 4,85 euros el kilo, mientras a él se la pagan a 1,20; la Pinta a 3,99 cuando a él le dan a 0,80; y la Palmeña a 5,15 cuando él la vende a 1,35 euros. «Estamos hablando de un 300% o más. Yo no creía que no era tanto. Es abusivo».
Tomando como ejemplo la alubia de la variedad Blanca Plancheta, una hectárea produce unos 2.500 kilos, a 1,20 el kilo, el agricultor cobra en bruto 3.000 euros. Los costes de producción son de 168 euros en semilla, 130 euros en tratamientos herbicidas, 150 en abonado, 90 en insecticidas y fungicidas, 250 en riego, 120 en arrancado y 130 en trillado. Lo que da un total de 1.038 euros en gastos por hectárea, sin contar el gasoil y la amortización de maquinaria (tractor, arados, desgaste de ruedas...), los seguros o las rentas de la tierra. Eso supone que si ingresa 3.000 euros por los 2.500 kilos que produce una hectárea y tiene unos gastos de 1.038 euros, el beneficio que le queda son de  1.962 euros por hectárea. Es decir, 0,784 euros por kilo.

La alubia Blanca Planchada se paga al agricultor a 1,20  y se vende a 4,85 euros, un 300% más


Los beneficios para el agricultor son mínimos, especialmente comparados con los márgenes con los que se queda el resto de la cadena hasta que llega al consumidor final que llegan multiplicar hasta por cuatro el precio de origen. «Además, en el caso de las alubias estamos hablando de un producto que apenas exige tratamiento y mantenimiento más allá de la selección y el envasado, porque se conserva perfectamente, no necesita cámaras de frío, más allá de estar en un lugar seco y lo más oscuro posible. Pero nada más. Y además no es perecedero».
Del Ganso no se acaba de creer la norma aprobada por el Gobierno para que no se paguen precios por debajo del coste de producción. «Dudo mucho que eso funcione. Porque ¿quién lo controla? ¿quién pone el coste mínimo? ¿yo? El operador o intermediario no creo que esté dispuesto a tener menos margen. Si tiene que pagar más al agricultor al final subirá el precio final al consumidor. Estoy segurísimo». En este sentido defiende que tenían que establecerse unos márgenes máximos desde el precio que lo vende el agricultor al precio final. «Por ejempolo del 100% o el que sea. Así que unas alubias que yo vendo a 1,20 no puedan estar en los supermercados a más de 2,40».
Otra de sus reivindicaciones es que exija poner claro y muy visible la zona de producción del producto.

«Había que imponer un máximo de beneficio a los intermediarios»
Comentarios