lunes 24/1/22

AGROCIENCIA

Una veintena de organizaciones sectoriales e intersectoriales de toda la cadena de valor del sector agroalimentario se ha unido en noviembre al Manifiesto por la Agrociencia, impulsado por la Alianza por la Agricultura Sostenible.
                      Yeguas al trote en los pastos del puerto babiano de Pinos. ramiro
Yeguas al trote en los pastos del puerto babiano de Pinos. ramiro

dl

Una veintena de organizaciones sectoriales e intersectoriales de toda la cadena de valor del sector agroalimentario se ha unido al Manifiesto por la Agrociencia, impulsado por la Alianza por la Agricultura Sostenible (Alas), con motivo del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo, proclamado por la Unesco, que se conmemoró a principios de noviembre.

El Manifiesto hace un llamamiento a las Administraciones para impulsar la agrociencia y la toma de decisiones basada en la evidencia científica, e invita a todos los actores del sector a sumarse a la iniciativa.

Potenciar el papel del sector agrario como sumidero de carbono, facilitando a los agricultores la sostenibilidad de sus producciones.

Flexibilizar el objetivo de reducción del 50% del uso de los productos fitosanitarios establecidos en las Estrategias «De la Granja a la Mesa» y «Biodiversidad 2030», de la Comisión Europea, y establecer unos plazos realistas y un marco regulatorio apropiado que permita acelerar la introducción de nuevas soluciones, incluidos productos fitosanitarios con menor impacto, como sustancias de bajo riesgo o biosoluciones. Poner en valor el papel que la tecnología y la digitalización desempeñan en toda la cadena de valor agroalimentaria y fomentar su desarrollo y adopción mediante una regulación concreta. Establecer, como solicita también la comunidad científica, por parte de las autoridades europeas un marco regulatorio basado en criterios científicos, proporcionado y razonable que permita a los agricultores utilizar las variedades mejor adaptadas a los desafíos fitosanitarios, competir en condiciones de igualdad y poner en valor los recientes avances en técnicas de edición genética, como los merecedores del premio nobel de química en 2020, que dan lugar a nuevas y precisas herramientas para mejorar las plantas cultivadas, recuperar variedades tradicionales y generar otras nuevas que posibiliten sistemas de producción de alimentos abundantes y saludables, más sostenibles y resilientes.

Poner en valor la transformación que la ganadería y las organizaciones interprofesionales del sector en España han llevado a cabo para ir más allá de las exigencias europeas de bienestar animal -como por ejemplo con el proyecto «Compromiso Bienestar Animal», un esquema de certificación con los estándares más exigentes del mundo en este ámbito-, para favorecer el acceso a innovaciones y desarrollos tecnológicos en ganadería y para reconocer los beneficios del consumo de carne roja o elaborada dentro de una alimentación saludable equilibrada y variada.

Crear una oficina de asesoramiento científico, con área de especialización en el ámbito agrario, para contribuir a los trabajos de desarrollo.

AGROCIENCIA
Comentarios